abril 20, 2021
El tiempo
Fuentes de Andalucía

Acaban sin resultado los trabajos para localizar a las víctimas de El Aguaucho

La intervención arqueológica que pretendía la localización y exhumación de los restos de varias jóvenes de Fuentes de Andalucía supuestamente asesinadas en agosto de 1936 tras el golpe de estado franquista, ha concluido “con resultado infructuoso”, según un comunicado de la Junta de Andalucía.

Esta señala que el equipo técnico dirigido por Elena Vera, encargado del desarrollo de la intervención, no ha dado con los restos que se presumía estarían enterrados en la finca de El Aguaucho y que, próximamente, presentará el informe final de los trabajos realizados.

La actuación específica, que se inició el pasado 9 de octubre en un pozo en el cortijo de El Aguaucho, en el término municipal de La Campana, ha alcanzado la base del pozo, a una profundidad de 8,30 metros, en el que han sido encontrados materiales correspondientes al siglo XIX y, por tanto, anteriores al objeto de búsqueda. Sobre ellos, han sido halladas sendas capas de basura y restos óseos de animales y derribo del material del cortijo. Desde ahí hasta la superficie se encontraron piedras y tierra que, en los días previos, fue analizada de forma minuciosa.

“El resultado de la intervención arqueológica, reclamada por los familiares de las víctimas y apoyada por la Asociación Memoria Histórica Fontaniega, confirma el objetivo de los represores con sus víctimas: la ocultación del delito y el intento de hacer desaparecer todo rastro de memoria”, señala la nota de la Junta de Andalucía.

En la misma línea de prudencia reclamada desde la Dirección General de Memoria Democrática antes del inicio de estos trabajos, las administraciones implicadas en los mismos, junto con la asociación memorialista y los familiares de las víctimas, mantendrán la próxima semana una reunión en la que se establezca la hoja de ruta a seguir en un futuro.

Esta intervención ha contado, desde el primer momento, con la colaboración de la Dirección General de Memoria Democrática – encargada de sufragar económicamente los trabajos -, los ayuntamientos de La Campana y Fuentes de Andalucía, así como con el propietario actual del cortijo.