abril 20, 2021
El tiempo
Sociedad

Quieren abrir a visitas el acceso a Peñaflor el próximo mes de abril

El Gobierno local (PSOE) quiere que el acceso al Palacio de Peñaflor pueda abrirse a visitas técnicas y de medios de comunicación el próximo mes de abril, una vez se retiren los andamios interiores de la escalera imperial (en la foto). Las visitas no serían para el gran público.

Además se llevarían a cabo siempre fuera del horario de obras de una intervención que no estará finalizada hasta el próximo mes de mayo, según las previsiones iniciales. La intención del equipo de gobierno es que “podamos ir viendo avances en la evaluación de esta obra”, según el portavoz municipal del PSOE, José Antonio Rodríguez.

De todos modos, el Gobierno local no descarta la posibilidad de “alguna jornada de puertas abiertas para intentar realizar determinadas visitas para explicar las labores exactas de rehabilitación” que se llevan a cabo en el emblemático monumento. “Creemos que es importante desde un punto de vista pedagógico”, señala Rodríguez, que apuesta por hacer estas visitas “lo más amplias posibles”.

Las obras en el acceso monumental al Palacio de Peñaflor se iniciaron a mediados de mayo del año pasado y tienen una duración prevista de un año y un presupuesto de 990.391 euros (impuestos incluidos) que cuenta con una subvención de 750.000 euros del Ministerio de Fomento con cargo al 1,5% Cultural.

Se llevan a cabo gracias a un acuerdo entre el Ayuntamiento de Écija y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, firmado en abril del año pasado por el que este último aporta su empresa instrumental de Transformación Agraria S.A. (Tragsa) para rehabilitar el acceso al emblemático monumento.

Las obras consisten en rehabilitar la portada principal, el patio empedrado, la escalera imperial, las caballerizas y el torreón. La portada barroca se va a limpiar y a proceder a una reintegración volumétrica y cromática, mientras que en el patio está previsto levantar el empedrado, reintegrarlo y poner en uso la fuente de piedra adosada en la entrada. En el torreón se eliminarán elementos ajenos al edificio original en una entreplanta que se quiere dejar como sala de recepción de visitantes, mientras que las caballerizas se pondrían “en uso turístico”. En cuanto a la escalera imperial, “quizás el espacio interior más monumental”, será restaurada “reaprovechándose los materiales susceptibles de ello y recolocándose restaurados la mayoría”.