enero 25, 2022
El tiempo
Sociedad

Écija necesita un semáforo para recuperar el práctico del coche

El Ayuntamiento de Écija quiere recuperar un semáforo para que se puedan hacer los exámenes prácticos del carnet de conducir en la ciudad, que carece de estas señales luminosas desde que el 11 de junio de 2013 se suprimió el último al eliminar el cruce que regulaba.

Ese día se apagaron los últimos semáforos que quedaban en Écija, los que regulaban el cruce de la Avenida Miguel de Cervantes con la de Andalucía, que, desde enero de 2014, fue convertido en una rotonda, una obra que buscaba agilizar el tráfico en el centro de la ciudad.

La eliminación de ese semáforo, que llevaba unos treinta años regulando el tráfico en ese punto, es ahora un obstáculo para que la ciudad de Écija pueda ser sede de los exámenes prácticos del carnet de conducir. Para esa prueba, hace falta que la ciudad tenga al menos un semáforo y la intención del actual equipo de gobierno (PSOE) es que en Écija se pueda hacer esa prueba.

Para eso hace falta un semáforo. La ciudad “no cumple las condiciones para acoger el examen práctico”, reconoce la concejala de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Rosa Pardal, “y estamos trabajando trabamos en ese requisito, la falta de un semáforo”.

“Queda solamente concretar dónde se va a ubicar”, apunta la edil, algo que el Gobierno local quiere acordar con las autoescuelas “para encontrar entre todos el mejor lugar”, explica. Por el momento, el sitio que más consenso parece generar es la barriada de La Alcarrachela. En la explanada del recinto ferial abundan los cruces de calles, lugares más que idóneos para colocar un semáforo que no perturbe mucho el tráfico, que es una de las principales condiciones para elegir ubicación.

El interés del Ayuntamiento ecijano por tener en la ciudad una sede de los exámenes prácticos del coche es doble. De un lado, la afluencia de alumnos para examinarse genera movimiento económico, en opinión del Gobierno local; de otra, es un factor de promoción de la ciudad.

“No podemos dudar de que 240 alumnos y alumnas, que vienen desde la Sierra Norte a la Sierra Sur y por supuesto La Campiña, son un foco económico que no podemos perder”, enfatiza el concejal de Gestión del Medio Urbano, Sergio Gómez, para quien ser sede de los exámenes de conducir “le da a Écija valor añadido a nivel provincial, porque pocas ciudades pueden celebrar exámenes de conducir y nosotros podemos tener la suerte de ser sede del teórico y del práctico”.

El primero, el teórico del coche, ya se ha vuelto a celebrar en Écija después de que la Dirección General de Tráfico (DGT) paralizara el proceso de informatización de la prueba y mantuviera la sede astigitana del polígono El Limero. Ayer, 31 de julio, volvieron a examinarse más de 200 jóvenes de la zona de Écija en estas instalaciones, mejoradas para cumplir con el acuerdo alcanzado con la Jefatura Provincial de Tráfico, que pide una mayor seguridad y vigilancia del edificio.