agosto 19, 2022
El tiempo
Sociedad

Acreedores de Sedesa estudian demandar al Ayuntamiento de Écija

Un grupo de acreedores de Sedesa, la extinta empresa municipal de Desarrollo, estudian demandar al Ayuntamiento de Écija por las deudas que les ha dejado la sociedad municipal. Según los denunciantes, ha habido una sucesión de empresas ilegal, por lo que la nueva empresa pública, Ecijanova S.L., y el Ayuntamiento deben asumir las deudas de Sedesa.

Según el bufete de abogados de Fernando Osuna, “las deudas son considerables, con muchas empresas y particulares dañados”. “Se está trabajando para demostrar la sucesión de empresas ilegal realizada entre las citadas entidades, a fin de cobrar las deudas pertinentes de las que son  acreedores”, señala el abogado.

“Del análisis de la situación se infiere una ilegalidad en el actuar de las empresas, sustentada por toda una suerte de indicios, como mismos trabajadores y mismas instalaciones, que son precisamente la forma jurisprudencial en que está prevista la demostración de las sucesiones”, apunta Osuna.

Además, el letrado explica que no hay rigor en los estados contables de Sedesa, lo que hace necesaria una auditoría de cuentas, y se incumplen “claramente” los plazos establecidos por la normativa de pagos, “al llevar años esta empresa con problemas de incumplimientos de pagos de todo tipo, en claro perjuicio para los legítimos derechos de cobro de sus acreedores, al no actuar con la debida diligencia a la que obliga las buenas prácticas de administración”.

“En el transcurso de estos años, y dado que sus cuentas fueron embargadas, tales empresas se valían de otras entidades municipales para poder atender los salarios de los trabajadores”, acusa Fernando Osuna, que también entiende como “una ilegalidad importante” el traspaso de trabajadores a la nueva empresa municipal Ecijanova, “mediante una figura ajena al ámbito del derecho laboral, como es la novación subjetiva, en lugar de la subrogación”.

Expone Osuna que “hoy día los trabajadores siguen realizando las mismas funciones, en las mismas instalaciones de Sedesa, con los mismos materiales, ordenadores, etc…”, y “ahondando un poco más en este asunto significamos que la nueva empresa Ecijanova, utiliza las instalaciones y dependencias de Sedesa sin pagar el alquiler correspondiente”.

“Otra irregularidad observada es que la Empresa Municipal de Urbanismo cobra el alquiler de las viviendas sociales y plazas de garaje que figuran en el activo de Sedesa sin que ningún importe revierta en su legal propietaria”, denuncia Osuna, que concluye que “se persigue principalmente la sucesión de empresas para que las responsabilidades sean derivadas al Ayuntamiento de Écija”.