enero 20, 2022
El tiempo
Sociedad

Una venganza puede ser el móvil de los destrozos en El Picadero

La Policía Nacional de Écija ya tiene a un posible sospechoso de los destrozos irreparables causados al mosaico romano de las excavaciones arqueológicas de la Plaza de Armas: se trata de un hombre que actuó solo, de forma premeditada y al que se reconoce en la grabación de las cámaras de seguridad.

Según han desvelado fuentes municipales que recoge el diario El Mundo, ya está claro que fue un solo hombre el que asaltó el yacimiento y provocó los destrozos en los restos.

l ataque se produjo en torno a la medianoche del lunes. El sospechoso saltó la verja de hierro que protege el yacimiento ayudándose con un cubo para protegerse de los pinchos de hierro que la coronan, y accedió interior, “donde permaneció alrededor de 40 minutos en los que no sólo destrozó el mosaico, sino que, además, causó graves daños a una pequeña tumba musulmana -una maqbara- y espació por toda la excavación los restos humanos”.

El individuo también dañó el impluvium romano del mismo yacimiento, causando desperfectos en la pintura mural y arrancando media columna con una piedra que cogió en el mismo reciento, según las fuentes de la investigación, que afirman que al autor del atentado “se le reconoce parcialmente en las imágenes” hasta el punto de que los investigadores de la Policía Nacional tienen ya identificado a un posible sospechoso.

Lo confirma el alcalde de Écija, Ricardo Gil-Toresano. “La policía ya tiene un sospechoso, porque las cámaras han grabado a un hombre que entró en el recinto poco antes de la una de la madrugada del martes y su objetivo era solo hacer daño, no robar nada. Tienen huellas y están muy avanzados en la investigación”, afirma el regidor.

El móvil de este “crimen contra el patrimonio histórico” es una posible venganza del autor, “cuyos intereses podrían haberse visto perjudicados por las excavaciones arqueológicas”.

Además de denunciar el ataque vandálico a la Policía, el Ayuntamiento de Écija ha puesto los hechos en conocimiento de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y de la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico.