diciembre 5, 2021
El tiempo
Política

Una sentencia obliga a la Junta a pagar el arreglo del Argamasilla

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) obliga a la Consejería de Administración Local de la Junta de Andalucía al pago de los 100.000 euros del arreglo de la embocadura del arroyo Argamasilla, una ayuda que se comprometió a pagar pero no abonó, según el Gobierno local (PP-PA).

Según el equipo de gobierno, una sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJA condena a la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales de la Junta de Andalucía al pago de la subvención de 100.000 euros que se comprometió a aportar para arreglar los daños provocados por las inundaciones de marzo de 2013.

Esa riada produjo importantes daños en la embocadura del arroyo que el entonces director general de Administración Local de la Junta de Andalucía, Antonio Maíllo, se  comprometió a financiar con una ayuda de 100.000 euros para Écija, “una promesa que ha incumplido alegando que el objeto de la subvención no era subvencionable y achacando a que la firma de la Secretaría General del Ayuntamiento debería de haber sido digital y no en papel”, acusa el concejal de Urbanismo y Hacienda, Rafael Serrano (PP).

Serrano considera esa explicación como “excusas absurdas que demuestran que alguien ha tomado una decisión injusta y ha enviado el dinero a otro pueblo. Sólo esperamos que nos llegue el dinero lo antes posible, ya que la sentencia es firme y no cabe recurso alguno”.

Según el Gobierno local, la Junta de Andalucía tendrá que hacer frente al pago de la subvención para reparar los daños causados por las riadas de hace dos años, además de los intereses que se han generado, más las costas judiciales.

El consistorio señala que, tras varios requerimientos por parte de la Junta de Andalucía para subsanar determinados términos y su posterior subsanación por la Administración Local, la Junta “dictó resolución mediante la que se proponía conceder una subvención al Ayuntamiento de Écija de 100.000 euros para la restitución de la solera del tramo de cabecera del encauzamiento del arroyo Argamasilla”, pero que finalmente desestimó la Dirección General de Administración Local de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales “por no encontrarse dentro de los conceptos subvencionables de la Base Reguladora y no ser competencia de dicha Consejería”.