diciembre 5, 2021
El tiempo
Cultura

La caída de un badajo obliga a retrasar la salida de La Borriquita

El desprendimiento de un badajo de una de las campanas de la torre de Santa María ha obligado a retrasar cinco minutos la salida de La Borriquita. La pieza metálica ha herido a una joven, lo que ha obligado a acordonar la zona y esperar a la ambulancia, para trasladar a la mujer al hospital de Écija.

El badajo se ha desprendido de una de las campanas pequeñas de Santa María en el momento de un repique, según fuentes de la Concejalía de Seguridad Ciudadana, ha rebotado y golpeado a la joven en una pierna.

Eso ha obligado a retrasar la salida de la cruz de guía de La Borriquita, acordonar el lugar donde se produjo el incidente y esperar la llegada de la ambulancia que ha atendido a la joven y la ha trasladado al hospital San Sebastián, con heridas que, según fuentes de la policía y los servicios sanitarios, no revisten gravedad.

Por otro lado, la Policía Municipal ha intervenido más de 100 globos a vendedores ambulantes que incumplían las ordenanzas municipales que el Ayuntamiento de Écija dictó ya para la Semana Santa del año pasado y que siguen en vigor en esta, y que prohíben la venta de globos en el recorrido procesioonal.

Han sido los únicos incidentes en la mañana del Domingo de Ramos, en que se ha podido ver la imagen de Jesús en su Entrada triunfal en Jerusalén tras su restauración el año pasado, la primera desde que fue creada, en 1974. La talla ha estrenado también una nueva túnica.