noviembre 29, 2021
El tiempo
Cultura

Destrozan el mosaico de la doble cara, una pieza única en el mundo

La Policía Nacional estudia las grabaciones de las cámaras de seguridad del parque arqueológico de El Picadero para averiguar la identidad de la persona o personas que esta madrugada han causado daños irreparables al mosaico romano de las doble cara, una pieza arqueológica de la que, hasta hoy, sólo había cuatro en el mundo.

El mosaico tenía en su centro un juego visual que representaba un anciano sileno o un joven del cortejo báquico según el punto desde el que se observara, un juego visual del que el de Écija era uno de los cuatro ejemplos mundiales, junto con otro mosaico similar en Luxemburgo y dos más en Italia.

“El cuarto lo teníamos aquí, pero desgraciadamente lo hemos perdido”, lamenta el arqueólogo municipal, Sergio García-Dils, que asegura que la pérdida es definitiva, ya que las teselas arrancadas han sido pulverizadas en su mayoría, con lo que Écija pierde “una de las señas de identidad del mundo romano preservado durante siglos en la ciudad, perdida de forma definitiva por culpa de estos actos criminales”.

Para García-Dils, lo ocurrido “no es vandalismo, es algo criminal, actos premeditados contra un patrimonio de todos nosotros, no solo de todos los ecijanos, sino verdaderamente un Patrimonio de la Humanidad, dada la excepcionalidad del mosaico que ha desparecido”, un hallazgo que había aparecido en la prensa internacional y en revistas especializadas, como recuerda el arqueólogo, que señala que el asalto no ha tenido el robo como móvil, ya que no se ha sustraído material.

Los asaltantes también han dañado el impluvium romano y han destrozado una tumba islámica aparecida en el mismo sector en que se encontraba el mosaico. “Han destrozado los huesos, tenemos huesos humanos esparcidos por la excavación”, dice García-Dils, para señalar “el nivel de ensañamiento y criminalidad que es algo que realmente sorprende”.
También han intentado destruir un mosaico recientemente descubierto en el yacimiento, aunque sólo han podido destaparlo, según García-Dils, que sostiene que el asalto “es destrucción masiva, sistemática y premeditada y criminal, no un acto de gamberreo o de vandalismo”.

El arqueólogo sostiene que “en estos días que nos llevamos las manos a la cabeza cuando vemos los atentados contra el patrimonio en Siria y otros países, tendríamos que reflexionar que ese nivel de barbarie lo tenemos en Écija ahora mismo”.

En similares términos, el concejal de Turismo, Rafael Benítez (PP), define el hecho como “un crimen contra el patrimonio mundial”. “Teníamos un mosaico del que sólo había cuatro ejemplos en el mundo, ahora quedan tres y esto alguien tiene que pagarlo”, avisa el edil, que garantiza que “desde el Ayuntamiento vamos a hacer todo lo posible porque los implicados en esta barbarie paguen con todas sus consecuencias lo que han hecho”.

El delito cometido en El Picadero “no va a quedar impune”, asegura Benítez, que anuncia que la localización del autor o autores “va a ser muy rápida, porque ya se están viendo las imágenes de las cámaras de vigilancia” del recinto arqueológico.

El edil anuncia que se va a doblar la vigilancia tanto policial como de seguridad privada en el yacimiento y pide la colaboración ciudadana para localizar “a quienes han hecho un daño irreparable al patrimonio de los ecijanos, los andaluces y de todo el mundo, que lo van a pagar sí o sí”, avisa.

Por su parte, el presidente de la Sección de Arqueología del Colegio de Licenciados y Doctores de Sevilla y Huelva, Jacobo Vázquez de Paz, presente en la excavación, también ha calificado el hecho de “atentado contra el patrimonio astigitano y de la humanidad”. “Esto refleja que la sociedad en que vivimos hace falta aún muchísima labor de pedagogía y de publicitación de valores patrimoniales”.

“Por desgracia, hemos tenido que tener esta pérdida para tener oportunidad de reclamar que se hagan políticas de sensibilización social de lo que significa el patrimonio andaluz”, lamenta Vázquez de Paz para quien la pérdida del mosaico romano de Écija “es auténticamente un desastre” porque “hay una premeditación completamente intencionada para destruir el patrimonio de Écija”.

Vázquez de Paz ha pedido la intervención de las administraciones públicas  “para que actos de este tipo no queden impunes”. Aunque reconoce que es pronto para valorar la cuestión judicial, el presidente de la asociación de arqueólogos da por sentado que la Junta y la Consejería de Cultura se personarán judicialmente contra los autores del atentado en El Picadero porque “les corresponde finalmente la tutela y la gestión de nuestro patrimonio”.