noviembre 28, 2021
El tiempo
Sociedad

Se pierden el pregón por culpa de las barreras arquitectónicas

Al menos tres personas con movilidad reducida se quedaron el pasado domingo sin poder asistir al pregón del Carnaval 2015, al no estar adaptada para personas con discapacidad la entrada al Casino de Artesanos, escenario del mismo.

Lo han denunciado miembros de la asociación ecijana de discapacitados Frater San Pablo, de la que es socia la pregonera, Eva María Rodríguez. Según la Frater, tenían la promesa de la organización de que la entrada al Casino contaría con una rampa para el acceso de personas con discapacidad, pero nueve personas, tres de ellas con movilidad reducida, que acudieron en grupo al pregón carnavalero, se quedaron sin poder asistir al mismo.

Denuncia este grupo de personas que, en lugar de una rampa para el acceso de personas con discapacidad “se quiso improvisadamente adaptar una que era más o menos para carga y descarga de mercancías, y como se trataba de una persona la que tenía la necesidad y había que facilitarle el acceso, por ahí no entramos, ni como afectados, ni como miembro de una asociación”.

“Aquello no era lo que se prometió”, señalan las mismas fuentes, que añaden que una de las personas con movilidad reducida fue ayudada “por ocho desconocidos” para que accediera al Casino de Artesanos. “Pero esas no son las formas más apropiadas, lo mínimo es que las personas con discapacidad pudieran acceder como el resto de personas a un espectáculo o una actividad”, apuntan.

Las personas que denuncian este suceso libran de sus críticas al presidente del Casino de Artesanos, “que bastante afectado se mostró y que nos consta que trabaja para que se eliminen las barreras en el edificio”, pero sí reclaman que “se tenga en cuenta el acceso de todos los ciudadanos en un acto público”.

Por último, los socios de La Frater recuerdan que “la eliminación de barreras arquitectónicas en lugares públicos está regulada por ley”.

FOTO: ecijadigital