enero 27, 2022
El tiempo
Sociedad

Del sillón de la Alcaldía al pupitre del aula

Cuatro de los seis alcaldes que ha tenido Écija desde 1986, los andalucistas Mª Luz Méndez y Julián Álvarez, el socialista Juan Wic y el actual regidor, Ricardo Gil-Toresano (PP), han participado en una mesa redonda por el cincuenta aniversario del IES San Fulgencio, en el que han repasado el papel del centro escolar en la historia de Écija y el estado de la educación en Andalucía, entre otras cuestiones.

De los cuatro alcaldes, dos, Álvarez y Gil-Toresano, han sido, además, alumnos del IES San Fulgencio, que abrió sus puertas en el curso 1965-1966. Mª Luz Méndez, la única mujer que, por el momento, ha ocupado la Alcaldía de Écija, ha formado parte del consejo escolar del instituto de secundaria.

En una charla moderada por el letrado Miguel Aguilar – colaborador de Écija Al Día – los cuatro hablaron durante cerca de dos horas de la influencia del IES San Fulgencio en la vida social, política y económica de Écija y sobre la educación en Andalucía, en un diálogo que inició Mª Luz Méndez alabando que en su medio siglo de vida, el San Fulgencio “ha dejado personalidades que están repartidas por ahí”. Lo más importante es que “la ciudad se abriera”, afirmó la ex alcaldesa.

Para Julián Álvarez, el cambio fundamental que alumbró el IES San Fulgencio es que “ayudó a una transición no exclusivamente política, sino también social”. “Pasamos de una sociedad jerárquica, casi anclada en el siglo XIX, a una sociedad moderna, avanzada, plural, tolerante”, de la que el centro de secundaria fue “motor cultural”, según el último alcalde andalucista de Écija, para quien “hay un antes y un después del San Fulgencio”.

Por su parte, Juan Wic resaltó que el San Fulgencio fue el primer instituto de secundaria “de Écija pero también de su comarca” y la primera institución mixta, “en la que niños y niñas conviven en el ámbito educativo y, sobre todo, daba posibilidades a la mujer, que hasta entonces no tenía acceso a formación alguna”. Cuando se abre el San Fulgencio en los años sesenta del pasado siglo, “se da la oportunidad real de igualdad de oportunidades”, enfatizó Wic.

En similares términos, el popular Ricardo Gil-Toresano definió la inauguración del San Fulgencio como “un adelanto tremendo”. En 1965 se abrió “una institución moderna, magníficamente equipada”, sentenció el actual regidor ecijano, que recordó de sus años de estudio el patio, “dividido en dos partes, una para los alumnos y otra para las alumnas, y el gimnasio, porque fue la primera vez que yo veía parquet”. También recordó Gil-Toresano “a profesores con un nivel cultural increíble, como Tomás del Campo, Fernando Aguirre o Federico Madero”.