septiembre 24, 2021
El tiempo
La Campana

Vecinos de La Campana reclaman el dinero anticipado para unas parcelas

El Ayuntamiento de La Campana albergó la pasada semana una reunión entre el Gobierno local de Antonio Díaz (IU-CA) y un colectivo de ciudadanos que reclama unos 1,4 millones de euros, más los intereses devengados, entregados en 2007 a la sociedad municipal Agrovi para acceder a una serie de parcelas destinadas a viviendas de auto construcción.

Y es que a día de hoy los afectados no disponen aún de los terrenos. Explican los vecinos que en 2007 el Ayuntamiento, gobernado por IU-CA y a través de la sociedad municipal Agrovi, ofertó la adquisición de unas cien parcelas municipales para que sus compradores construyesen por sí mismos sus viviendas, lo que daría lugar a la creación de tres urbanizaciones.

El compromiso, según los vecinos, era pagar el 50% del importe total de cada una de las parcelas, entre 12.000 y 15.000 euros, según el caso, para la firma de los contratos de compraventa, y el resto unos meses después, cuando fuesen firmadas las escrituras, ya que los suelos en cuestión necesitarían una recalificación urbanística, pues se trata de terrenos que no están declarados como urbanos.

Dado que los contratos de compraventa incluirían la devolución del dinero anticipado más los intereses devengados en caso de “arrepentimiento”, según Manuel Fernández Oviedo, afectado y concejal del PA en el Ayuntamiento de La Campana, la larga demora que sufría el conjunto de la operación, así como el “incumplimiento” de los plazos contemplados, habría llevado a la gran mayoría de los compradores a reclamar la devolución de los anticipos, llegando incluso a exigir las cuantías a través de litigios por vía Contencioso Administrativa porque “nos dicen que no hay dinero” para hacer frente a las devoluciones, sobre todo porque Agrovi está actualmente en “quiebra técnica”.

La situación, a día de hoy y según este afectado, es que mientras aún seguirían pendientes de solución los trámites necesarios para formalizar las escrituras de las parcelas, habría quedado de manifiesto que los suelos no están aún en poder del Ayuntamiento o de Agrovi, sino de sus propietarios originales, extremo que refuerza la posición de los afectados a la hora de reclamar la devolución de los anticipos, que sumarían unos 1,4 millones de euros más intereses.

En la reunión celebrada, el Gobierno local y el colectivo de afectados han estudiado la posibilidad de que el Ayuntamiento “asuma” los activos y pasivos de Agrovi, al objeto de recoger el compromiso de devolver los anticipos, solicitar para ello un préstamo y comenzar así a reembolsar el dinero.