noviembre 28, 2021
El tiempo
Sociedad

Homenaje a los agentes que iniciaron el rescate en Vitalia

Los policías municipales Miguel Pérez García, Juan Manuel Cano Rivero y José Ángel Nogales Guillén han recibido la Medalla de Oro de la ciudad de Écija por su intervención en la evacuación de los ancianos de la residencia Vitalia, durante el incendio de la misma la noche del 2 de noviembre de 2012.

Los tres agentes fueron los primeros en entrar en el edificio. El homenaje municipal, acordado en el pleno del pasado mes de febrero, reconoce “la profesionalidad demostrada en su intervención en el incendio, por cuanto su diligente actuación evitó mayores desgracias de las ya producidas en el día de los hechos”.

El reconocimiento y la felicitación pública a la actuación esa noche se ha hecho extensiva al resto de la plantilla de Policía Local que intervino en dicho suceso, así como, a los efectivos de bomberos, Policía Nacional y servicios de ambulancia.

Tras la lectura por la secretaria general del consistorio, del acuerdo del pleno que aprobó la distinción, el alcalde de la ciudad, Ricardo Gil-Toresano (PP), ha señalado que el acto es “un agradecimiento a la labor de los empleados municipales”. “Un homenaje hay que merecerlo y vosotros os lo merecéis por tres razones”, se ha dirigido Gil-Toresano a los tres condecorados. “Porque le echasteis mucho valor, porque vuestra intervención excedía de vuestra competencia y porque con vuestra actuación evitasteis que las consecuencias del suceso hubieran sido mucho peores”, reconoce el primer edil.

En opinión de Gil-Toresano, “cualquiera de vuestros compañeros hubiera actuado de igual forma”, por lo que ha pedido a los agentes “que consigáis que Écija se sienta orgullosa de su Policía Local”. El regidor municipal, que ha animado a los homenajeados a disfrutar el homenaje con la familia y amigos, ha hecho entrega a los tres policías de la medalla, título e insignia con el escudo de la ciudad. A continuación, los agentes municipales han firmado en el libro de honor del Ayuntamiento de Écija.

El 2 de noviembre de 2012, pasadas las 23.00 horas, un fuego supuestamente ocasionado por una colilla mal apagada provocó el incendio del ala derecha de la residencia de ancianos y la muerte de uno de los residentes, F.A.R.A., de 83 años. Los agentes condecorados fueron los primeros en llegar al lugar y en entrar en el edificio siniestrado para iniciar la evacuación de los residentes, labor a la que se unieron policías nacionales, agentes municipales y bomberos.