agosto 19, 2019
El tiempo
20 Líneas

No damos para más

No sé si el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, tiene club de fans. Pero debería tenerlo. Porque qué bien ha conseguido tener entretenido al personal con lo de Gibraltar para que nos olvidemos de lo de Bárcenas, los sobresueldos en negro y la corrupción generalizada. Al menos hasta que empiece la liga, claro.

Lo que es una pena es que la cuenca minera no esté en manos británicas. De haber sido así, habríamos podido ver a García-Margallo a pie de mina defendiendo los intereses mineros contra Europa con el mismo entusiasmo con que le vemos defender a los pescadores de Algeciras.

Sí que les confieso que todavía no sé para qué queremos Gibraltar. ¿Para privatizarlo en cuantito sea español? ¿Para “externalizarlo”, como se dice ahora, y regalárselo a Adelson para que monte otro Eurovegas? Si es por tradición, patriotismo, historia y cosas de ese tipo, ¿no es mejor que nos anexionemos Suiza? Una de nuestras infantas ya se ha mudado allí, más cerca del cajero automático.

¿Qué quiere que le diga, señora? A ver si tanto lío diplomático va a servir para que los británicos no nos voten en Eurovisión y que al Madrid se le acabe de fastidiar el fichaje de Bale. España debería cerrar el conflicto con Gibraltar como con Cuba y Marruecos: os cubanos nos entregaron a un conductor que cometió un delito común, Carromero, y los marroquíes a un violador de niños ¿no? Pues que los llanitos nos entreguen un mono con malas pulgas y santas pascuas.

Si es que algunas veces no damos para más, oigan.