mayo 12, 2021
El tiempo
Sociedad

Cortan al tráfico tres meses el acceso a El Valle por Juan XXIII

Hoy, primero de abril, comienzan las obras de pavimentación e infraestructuras en las calles Pío XII y Juan XXIII, correspondientes al Programa de Fomento de Empleo Agrario (Pfoea) 2012-2013. Por ello, desde el lunes estará cortada la calle Juan XXIII en el tramo, que va desde la calle Pío XII hasta la rotonda del hospital.

La calle permanecerá cortada unos tres meses, “el tiempo estimado de duración de las obras”, según el concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Carlos Onetti (PP). Las obras consisten en el cambio del pavimento de estas calles, y tienen un presupuesto de más de 181.000 euros, de los que 89.696 corresponden a mano de obra y 91.485 a materiales.

“En concreto, se trata de unas calles que se encuentran en mal estado, pavimentadas la primera de alquitrán y la segunda de adoquines de granito, lo que provoca una difícil conducción de los vehículos”, explican desde el Ayuntamiento, “por lo que se demolerá el pavimento asfáltico y se realizará una apertura de caja por medios manuales de profundidad máxima de 50 cm en la calle Pío XII”.

Ya se cambió el pavimento en 2008. Esta calle ya estuvo en obras a finales de 2008, también con cargo al Pfoea, para sustituir el pavimento original por asfalto construir cuatro pasos de peatones sobreelevados en los cruces de las calles principales de los sectores entonces en desarrollo, las urbanizaciones de Las Rosas y La Cerámica.

En la calle Juan XXIII se hará una obra similar retirando los adoquines de granito y reparando el firme de las calles a base de albero y zahorra artificial. Asimismo, se procederá a la compactación superficial con pisón mecánico, incluso regado y refinado de la superficie final.

Respecto a la red de saneamiento existente, hay red de alcantarillado en cada una de las calles, por lo que se realizarán nuevos imbornales que acometerán a la red existente y se colocarán las tapas de los pozos de registro a la rasante definitiva. De igual modo se colocarán asimismo las rejillas de los imbornales según la nueva cota. Además, la red de agua potable se ampliará mediante una nueva red, y se soterrará la red de alumbrado público, que discurre actualmente por la fachada.