mayo 11, 2021
El tiempo
Sociedad

La Junta da a la Iglesia dos meses para abrir los Descalzos al turismo

La Consejería de Cultura y Deporte ha reiterado su voluntad de que los titulares de los bienes patrimoniales declarados Bien de Interés Cultural (BIC) cumplan con la Ley de Patrimonio y permitan el acceso de la ciudadanía a los mismos de forma gratuita al menos cuatro días por mes, tal y como establece la citada norma.

Este asunto se ha tratado este martes en la reunión de la comisión mixta Junta de Andalucía-Iglesia Católica, que no se celebraba desde 2006. La Junta espera que el plazo de dos meses – tras la solicitud de gradualidad realizada por los representantes eclesiásticos – se haya normalizado la situación hasta cumplir con la exigencia legal de visitas gratuitas.

La apertura de los bienes de interés cultural de la Iglesia, como el convento de los Descalzos, en Écija, según establece la Ley, deberá de ir acompañada de una comunicación tanto administrativa a la propia Consejería, como de una información clara a la ciudadanía, se indica en nota de prensa.

Así, el consejero de Cultura y Deporte, Luciano Alonso, ha recordado que su departamento tiene como prioridad en esta materia “cumplir con su obligación de investigar, conservar, proteger y divulgar” el patrimonio histórico, pero también la de “garantizar el derecho ciudadano de acceder a los bienes culturales”.

Junto al principio de legalidad, el consejero de Cultura y Deporte ha reiterado a los representantes de la Iglesia su petición de que aquellos bienes no declarados BIC pero que tengan valores patrimoniales y hayan sido restaurados con dinero público, tengan el mismo tipo de acceso público que los que sí están protegidos, es decir, al menos cuatro días al mes.

El consejero ha puntualizado que esta postura se basa en el “principio de reciprocidad exigible por la ciudadanía, que se ve privada del disfrute de un patrimonio al que ha contribuido”, así como al principio de generosidad, puesto que los contribuyentes participan de forma responsable en el mantenimiento del rico patrimonio andaluz”. “Parece razonable”, continúa, “que si los ciudadanos han destinado más de 17.500 millones de las antiguas pesetas en restaurar un patrimonio, al menos tenga libre acceso al mismo”.

Cinco millones de dinero público. La Junta de Andalucía financió la restauración del antiguo convento de los Carmelitas Descalzos de Écija, que costó unos cinco millones de euros. El edificio, construido a finales del siglo XVI, está considerado una joya del barroco andaluz, hasta el punto de que el gobierno autonómico planea instalar en él el Centro de Interpretación del Barroco de Andalucía.