junio 20, 2019
El tiempo
Sociedad

El plan de ajuste obliga a prescindir de los servicios de Empleo para Todos

El plan de ajuste aprobado por el Ayuntamiento de Écija establece, entre otras cuestiones, la necesidad de no externalizar servicios. Es decir, que sean trabajadores municipales los que presten la mayoría de los servicios que ahora prestan empresas externas, de las que el equipo de gobierno local quiere prescindir en lo posible.

Los servicios que venía prestando la empresa Empleo para Todos entran en este plan, según el Gobierno local (PP). “No podemos tener una empresa que nos dé más servicios de los que tenemos en presupuesto”, expone el concejal de Hacienda, Rafael Serrano, que señala que la finalidad de la medida es “no tener que despedir trabajadores municipales”.

Serrano asegura que Empleo para Todos va a cobrar más de 200.000 euros de todo lo que se le ha dejado a deber, gracias al plan de pago a proveedores del Gobierno central. Además, el PP ha presentado a esta empresa de inserción laboral un plan de pago.

“Con todo y con eso, le hemos dado una solución para que esas catorce personas no se queden sin empleo, hemos buscado 14 servicios que pueden prestar para el Ayuntamiento”, señala Serrano, que explica que algunos de esos puestos de trabajo ofertados a Empleo para Todos son el contrato de limpieza en el organismo de atención a discapacitados, Prodis, o el servicio de guardería en la estación depuradora.

“Por lo tanto, la empresa va a cobrar todo lo que se le debe, no hay motivo para el cese de sus servicios, porque le hemos dado soluciones ya al problema económico y le hemos dado alternativa donde pueden reubicarse”, enfatiza el concejal de Hacienda.

Serrano asegura no saber si la empresa – a la que el equipo de gobierno reprocha que mantenga una “postura intransigente” a la hora de solucionar el problema – aceptará la propuesta municipal. “De momento ha liquidado a sus trabajadores, no sé si con la intención de acogerse a los nuevos contratos ofrecidos o no”, concluye el concejal popular.