agosto 21, 2019
El tiempo
Sociedad

Acuerdo para poner en marcha la depuradora

La corporación municipal en pleno ha aprobado la tasa por depuración de aguas y las ordenanzas que regulan la misma y que permiten poner en marcha la depuradora de aguas construida por la Junta de Andalucía. El precio de la tasa lo impone el Ayuntamiento, que también gestionará la depuradora.

De no ser así, la Junta de Andalucía, que financió al 100% la construcción de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Écija, se encargaría de poner el precio público a la tasa y de cobrarla, además de gestionar esta instalación, cuyas ordenanzas quedaron sobre la mesa hace un mes, al rechazar la oposición su aprobación.

Este extremo lo defendió ayer tanto el Gobierno local (PP) como la oposición (PSOE, PA e IU), aunque con matices. En opinión de la concejala de IU, Dolores Rodríguez, “si no se aprueba la tasa, se puede hacer cargo el Consorcio [de Aguas Plan Écija] lo que subiría también las tasas por depuración”.

El portavoz municipal andalucista, Fernando Reina, subrayó que “tenemos ya un ultimátum por parte de la Junta, y tenemos que recepcionar la EDAR sí o sí, porque en caso contrario el Consorcio la mantendría y gestionaría”, lo que, a juicio del PA, supondría un mayor coste para los vecinos, “porque la tasa municipal está muy por debajo de las que el Consorcio aplica en las depuradoras que gestiona, igual que el precio del agua esta en Écija muy por debajo que en las empresas que el Consorcio tiene”, apuntó Reina, que citó datos del Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de 15 de julio de 2011.

La tasa aprobado por el pleno tiene un fijo de 1,55 euros, más un precio que oscila entre un mínimo de 0,26 euros el metro cúbico y un máximo de 0,40, mientras que el Plan Écija cobra un fijo de dos euros y 0,35 euros por metro cúbico.

Por su parte, el PSOE recordó que es la Unión Europea (UE) la que obliga a depurar las aguas residuales. El concejal socialista Francisco Obregón recordó que “fue una iniciativa del PSOE, que planteó a la Junta que destinase fondos europeos para la construcción de esta depuradora, con una contribución municipal de 150.000 euros para la expropiación de los terrenos”.

Para Obregón, la puesta en marcha de la EDAR “culmina una tarea de años, que ha significado una inversión de 4,3 millones, mucho dinero que se ha invertido en la EDAR y en la red de colectores que no sólo nos ayuda en la depuración de aguas que llegan limpias al Genil, sino que ayudan en otro de los grandes problemas de la ciudad, la defensa ante las inundaciones”.

El Gobierno local (PP) resumió la cuestión en que “o nosotros aprobábamos la tasa y gestionábamos nuestra depuradora o la Junta la traspasaba al Corsorcio, y hemos decidido que este Ayuntamiento tenga potestad sobre la EDAR y que haga posible que pague un 40% menos de lo que pretende la Junta”, expone Rafael Serrano, concejal de Urbanismo y Hacienda.

“Que gestionemos nosotros con nuestros trabajadores gracias a que se aprueba esta ordenanzas supone que tenemos la oportunidad de que los ciudadanos de Écija paguen un 40% menos” de lo que se pagaría si la gestión dependiera de la Junta, señala el PP.