junio 20, 2019
El tiempo
Política

El PP plantea limpiar las calles cada dos días

El Gobierno local (PP) planea llevar a pleno una propuesta de rebaja en el servicio de limpieza viaria que afectaría principalmente al barrido y baldeo de las calles, que dejaría de ser diario para hacerse cada dos o tres días, y el riego, que sólo se haría cuatro meses al año.

El equipo de gobierno municipal invoca las dificultades económico-financieras del Ayuntamiento de Écija “y la voluntad de conseguir una reducción de gastos de cara a lograr el cumplimiento de los criterios de estabilidad presupuestaria” para justificar la revisión a la baja de los servicios de limpieza viaria.

Así, el PP propone modificar el canon anual de la concesión y dejarlo en 1,6 millones en 2012, y 1,7 en 2013 y 2014, año este último en que concluye la concesión administrativa del servicio de recogida de basuras y limpieza de las calles que desde finales de 1991 está encargado a la empresa local Ecilimp.

Ese nuevo canon supone una rebaja de algo menos de 750.000 euros – entre 2012 y 2014 – con respecto al canon antes de la modificación.

El PP aseguraba el pasado año que su intención era “dar más servicios con menos dinero”, en palabras del concejal de Medio Ambiente y Agricultura, que enfatizaba que “por supuesto que vamos a intentar hacer una mejora y por supuesto también vamos a intentar abaratar el servicio”.

Sin embargo, además de negociar a la baja el precio del servicio, el PP quiere ahora prescindir de los servicios de recogida de animales vivos y del de limpieza de solares municipales y recortar la frecuencia y cantidad de otros, principalmente el servicio de riego y baldeo, que propone “suspender durante los meses de octubre a mayo, si bien habrá actuaciones puntuales en Reyes, Navidad y Semana Santa”, matizan desde el equipo de gobierno.

La modificación propuesta afecta principalmente al servicio de limpieza viaria (barrido mecánico, manual y baldeo), modificado en 2004 y conformado por cinco barredoras mecánicas y otros aparatos para barrido manual, en el que están encargados unos veinte operarios en total.

La idea del PP es que el barrido mecánico pase de cinco a cuatro sectores, y de hacerse a diario a hacerse cada dos o tres días, un cambio “que deberá ser objeto de estudio por parte del concesionario”. En cuanto a los vehículos encargados de la limpieza manual, para limpiar plazas y urbanizaciones peatonales, se quedan en la mitad, y el servicio se recorta y pasa a ser diario en horario de mañana y tarde a hacerse cada dos días. Así se hará, por ejemplo, en la plaza mayor, el Salón, y su entorno, donde quedará un solo operario “que debe ajustar su jornada para que realice tanto mañana como tarde”.

Para paliar esta “disminución de los valores de calidad” de la limpieza viaria, el Ayuntamiento ha pensado en poner en marcha “campañas de información pública, enfocadas a informar sobre la necesidad de mantener limpia la ciudad”.