julio 19, 2024
El tiempo
Política

El Ayuntamiento de Écija salda la deuda de las 248 VPO de la quebrada EMU

El Ayuntamiento de Écija ha liquidado las cuotas atrasadas de las 248 viviendas sociales de la Empresa Municipal de Urbanismo (EMU) disuelta en el mandato 2011/2015 y que se dejaron de pagar por parte del equipo de gobierno de la época (PP-PA).

En la última junta de gobierno de este mandato, el Gobierno local en funciones ha aprobado un reconocimiento de obligaciones por importe de 35.140,83, correspondiente a dos de los préstamos hipotecarios de las viviendas en las que el Ayuntamiento de Écija se subrogaba en diciembre de 2020.

Hace dos años y medio, el Ayuntamiento de Écija pactaba con el Instituto de Crédito Oficial (ICO) su subrogación en los préstamos hipotecarios de las 41 viviendas sociales de Edificio Ermita, las 36 de la calle Mujeres Jornaleras, 6 de calle Puente, las 95 de Ronda de las Huertas y las 70 en La Algodonera.

Todas fueron propiedad de la EMU y pasaron entonces a ser propiedad del Ayuntamiento, que ha ido abonando anualmente las cuotas que dejaron de pagarse en anteriores mandatos y ha saldado los atrasos, que sumaban más de 8 millones de euros.

“Acordamos con el ICO que nos pondríamos al día en las cuotas que se dejaron de pagar, ya que eso ponía en riesgo todas estas viviendas que actualmente son viviendas sociales”, recuerda la portavoz del Gobierno local en funciones, Rosa Pardal, que señala que, de no haberlo hecho, los inquilinos de esas 248 viviendas estarían “viviendo prácticamente la situación que tienen las 91 familias de calle Estatuto de Autonomía”.

Las últimas cuotas aprobadas son las de 2022, “y por tanto nos ponemos al día en estos préstamos para que ya el próximo gobierno simplemente tenga que ir abonando las cuotas que corresponden a cada año”, explica Pardal, que añade que “son cuotas bonificadas” y que al Ayuntamiento de Écija le quedarían por pagar “de aquí al año 2030 en torno a unos 750.000 euros”.

“Son cantidades que son fácilmente asumibles dentro de los presupuestos municipales, puesto que posiblemente estamos hablando de una cuota de entorno a los 30.000 anuales”, señala la portavoz municipal, que recuerda que el consistorio ha llegado a tener que pagar en torno a 1,1 millones al año en atrasos.