agosto 13, 2022
El tiempo
Política

Endesa sube en 1,3 millones más la factura por el alumbrado público de Écija

El Ayuntamiento de Écija tendrá que pagar más de 1,3 millones de euros a Endesa-Enel por el alumbrado público de la ciudad, una cantidad que abonará entre este año y 2030 a razón de 145.000 euros anuales, tras solicitar la empresa una revisión al alza de los precios

Solamente Podemos Écija ha votado en contra de la propuesta llevada a pleno por el Gobierno local (PSOE), que ha contado con los votos a favor del equipo de gobierno y los ediles de FuE y de IU. El PP y Ciudadanos (Cs) se han abstenido.

La propuesta de revisión al alza de los precios de la gestión, mantenimiento y garantía total del alumbrado público presentada por Endesa-Enel plantea el abono por el Ayuntamiento de Écija de cantidades por los años 2017 a 2021 y por la anualidad de 2021 a 2022, además de la revisión de los próximos ejercicios. Todo suma más de 1,4 millones, una cantidad “que hemos conseguido rebajar en un 15%”, ha señalado en el debate plenario la concejala de Hacienda, Rosa Pardal.

“Ante la manifiesta imposibilidad de afrontar a corto y medio plazo tanto el abono de esta regularización 2017-2022, como de las revisiones de los próximos ejercicios por el incremento desmesurado de los precios de la energía”, el Gobierno local ha negociado un calendario de pago hasta 2030 para abonar alrededor de 142.000 euros este año y 145.000 cada año desde 2023 y hasta 2030.

La propuesta se ha aprobado con un informe negativo de la Secretaría Municipal, que considera que “no se ajusta a derecho”. “El contrato se celebra a riesgo y ventura del contratista, lo que implica que la alteración de los costes, al alza (riesgo) o a la baja (ventura) no supone la revisión de precios del contrato”, señala, y alerta que “si por circunstancias sobrevenidas se incrementan los beneficios del contratista derivados del contrato sobre aquellos inicialmente calculados, la Administración no podrá reducir el precio, mientras que si las circunstancias sobrevenidas disminuyen, el beneficio calculado o incluso producen pérdidas serán de cuenta del contratista sin que éste pueda exigir un incremento del precio o una indemnización”.

“No es una propuesta que nos guste traer, no nos gustar tener que pagar esto”, ha afirmado Pardal, que ha recordado que el contrato de privatización del alumbrado público fue firmado en 2015 por el Gobierno de PP y PA, “y asumimos ese contrato que dio por 15 años la gestión a una empresa”, lamenta.

La concejala de Hacienda asegura que han negociado con la adjudicataria la posible resolución del contrato, pero que eso hubiera sido “mucho más perjudicial para el Ayuntamiento en cuanto al coste económico que tendríamos que asumir”. Ante eso, ambas partes han negociado una solución sobre el abono del importe de las revisiones hasta fin de contrato “a fin de evitar la resolución del mismo”.

La empresa adjudicataria ha calculado unos precios al alza en función “del coste de energía del mercado diario” partiendo de los valores mensuales reales del último año (mayo 2021-abril 2022) y de los valores del Mercado de Futuros, con una estimación de la revisión del canon esperada en los próximos ocho años y otra del incremento anual de IPC.

FOTO: Archivo.