octubre 24, 2020
El tiempo
Sociedad

Un año y diez meses de cárcel e inhabilitación para ATS que falsificó recetas de anabolizantes

El tribunal de la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla ha condenado a un año y diez meses de prisión y a cuatro y medio de inhabilitación para trabajar en el sector público al enfermero acusado de robar 200 recetas oficiales a cinco médicos del hospital comarcal de Osuna y del centro de salud de Écija, para obtener a un precio más bajo medicamentos anabolizantes y venderlos a un precio superior.

Por estos hechos, y tras alcanzar una conformidad, según han indicado a Europa Press fuentes judiciales, la Fiscalía le pedía una pena de cuatro años y medio de prisión, que ha rebajado a 22 meses por un delito de falsedad en concurso ideal con otro de estafa y por otro contra la salud pública, retirando el de hurto.

En concreto, lo condena a 16 meses por el primero y a seis por el segundo y al pago de una multa de 1.080 euros. El tribunal ha estimado las atenuantes de dilaciones indebidas y reparación del daño, una vez que este hombre ya había consignado 8.000 euros para resarcir al Servicio Andaluz de Salud (SAS), y le ha suspendido la pena de prisión con la condición de que no delinque durante dos años.

No obstante, lo condena a la inhabilitación especial durante cuatro años y medio con la agravante de prevalimiento al ser un funcionario público.

Los hechos ocurrieron entre final de 2013 y principio de 2014 cuando este hombre robó las recetas que, una vez rellenadas y con ánimo de lucro, las presentó a 45 farmacias obteniendo con ello un beneficio económico, ya que al usarlas consiguió estos medicamentos por un valor inferior al que le hubiera correspondido en condiciones normales, lo que ocasionó al SAS un perjuicio económico valorado en 7.184 euros.