marzo 25, 2019
El tiempo
Sociedad

El investigado por disparar al niño en la montería “estaba fuera de su puesto”

Rehaleros citados como testigos en la causa que investiga el fallecimiento accidental de un menor de edad natural de Écija por un disparo en una montería de caza el pasado mes de enero en una finca de Guillena han declarado este viernes que el investigado por este suceso “estaba fuera de su puesto de caza”.

Según han informado fuentes del caso, estos testigos han asegurado que el investigado se encontraba fuera de su puesto “a una distancia de 15 o 30 metros” y, pese a las advertencias de estos rehaleros, “éste hizo caso omiso”. Asimismo, han indicado que siempre vieron al menor “correctamente” sentado en el puesto de caza en el que estaba junto a su padre y su abuelo.

Asimismo, las mismas fuentes han indicado que también han testificado el organizador de la montería y el postor – el encargado de asignar los puestos de caza – quienes han asegurado que las medidas de seguridad de la montería eran las “adecuadas” y que no había obligación a informar de las normas de la montería al investigado porque era un mero acompañante y no un titular de un puesto de caza.

De otro lado, Rosario Serrano, abogada de la familia, ha señalado que el fatal incidente se ha dado “por una concatenación de errores graves” y que según cómo evolucione la instrucción estudiará ampliar o no la acusación por un delito de homicidio imprudente.

Para el 22 de marzo está fijada una nueva sesión de la Instrucción, que preside el magistrado Juan Gutiérrez, en la que declararán otros seis testigos, entre los que se encuentra el guardia del coto.