mayo 21, 2019
El tiempo
Política

Reabre al tráfico el Puente de Gilena que dañó la riada del domingo

Écija recupera la comunicación con la comarca de la Sierra Sur. Desde la  noche del martes está abierto al tráfico el Puente de Gilena, sobre el arroyo Salado, cerrado desde el domingo tras sufrir desperfectos por el temporal.

El puente y la carretera A-388, una vía que comunica la ciudad del sol con los municipios de Herrera, El Rubio y Marinaleda, han sido reparadas de urgencia para paliar parte de los daños provocados por la crecida del arroyo Salado, uno de los afluentes del río Genil, que creció tanto por las lluvias que saltó por encima de la carretera y arrancó las barandillas y los quitamiedos del puente, lo que da idea de la fuerza del temporal, como la da el hecho de que el agua barriera unos 300 metros de tubería que se perdieron aguas abajo del arroyo.

“Con carácter de urgencia ya va a quedar restituido el suministro de agua potable en Isla Redonda y se va a poder hacer uso de la carretera que comunica Écija con la Sierra Sur”, enfatiza Sergio Gómez, concejal de Gestión del Espacio Urbano, que destaca que “el puente no ha sufrido daños estructurales, pero sí ha perdido las barandillas de protección, quitamiedos y anclajes”.

La circulación en el Puente de Gilena no será en los dos sentidos, sino alterno, controlado por un semáforo, “para que no se puedan cruzar coches en la superficie del puente, aunque sí se podrá transitar con cierta normalidad”. Con posterioridad se quiere hacer una escollera de piedra como revestimiento “para proteger las zapatas del puente y su entronque con el terreno”, añade Gómez.

Quedarán pendientes tareas como la posible repavimentación del puente y su asfaltado, algo que debe ser fruto de los informes técnicos que se están realizando en estos días; también la limpieza en profundidad de su estructura y la del arroyo Salado, que debe esperar a la intervención de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG).