octubre 29, 2020
El tiempo
Sociedad

La segunda crecida del Genil en lo que va de año causa daños materiales

Hasta prácticamente las siete de la tarde de ayer estuvo activado el Plan de Emergencia en Écija por la crecida del Genil. Es la segunda vez en nueve meses que es necesario activar el estado de preemergencia por una crecida del río.

El desbordamiento del Genil provocó anegaciones en las zonas bajas de la localidad, que vivió un nuevo episodio de riadas leves por culpa de las lluvias, con daños únicamente materiales que todavía están por evaluar.

El nivel del río Genil a su paso por Écija llegó a rondar los siete metros y su desborde causó anegaciones en las zonas bajas de la localidad afectando al barrio de la Alcarrachela, el puente Romano, la Corta del Río Genil, las avenidas del Valle y de Andalucía y en la pedanía de Isla del Vicario.

También se registraron incidencias en el barrio del Puente, con agua saliendo por algunas alcantarillas. La crecida del Genil provocó el cierre del puente Romano al tráfico, también de los parques, el cementerio y el polideportivo municipal.

Las precipitaciones afectaron sobre todo a la red de carreteras, provocando cortes en la de Osuna, y en la A-388, entre Écija y Monterrubio, por efectos de la acumulación del agua y barro en la calzada. La crecida de uno de los afluentes del río Genil, el río Blanco, también causó daños en la carretera a Herrera, llevándose por delante parte de la barandilla.