noviembre 22, 2019
El tiempo
Cultura

Patrimonio aprueba la recuperación del patio principal de Peñaflor

La Comisión Provincial de Patrimonio ha aprobado el proyecto del Ayuntamiento de la ciudad para la recuperación y puesta en uso del patio principal del Palacio de Peñaflor, que está previsto restaurar con cargo al 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento, que aportará unos 170.000 euros a la intervención.

De hecho, el proyecto aprobado por Patrimonio responde a la intención de continuar con la restauración y rehabilitación del palacio para uso cultural-turístico y con la intención en esta segunda fase de acometer las obras para la definitiva puesta en uso del  inmueble.

En un comunicado, la delegación territorial de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, señala que esta obra permitirá la consolidación estructural del patio, la recuperación de los forjados de las galerías y de una zona de acceso fundamental para la continuación de los trabajos sobre los revestimientos, los artesonados de las galerías y la reposición de pavimentos.

También está previsto el tratamiento de elementos singulares como columnas de piedra, mármoles y elementos de la fuente central para asegurar su estabilidad y la depuración de las alteraciones y deterioros que las diferentes actuaciones han ocasionado en los valores del inmueble.

Entre las características principales de esta actuación, se advierte que “los revestimientos parietales de la galería inferior del patio fueron objeto de un picado sistemático en el año 2006, realizado en la obra inconclusa del proyecto de adecuación para hotel del palacio, que dejó completamente al descubierto los paramentos de ladrillo tanto de la galería perimetral como de la arquería”, según Cultura.

Esto posibilitó su documentación fotográfica y el estudio de sus técnicas y fases constructivas, señala el comunicado. La intervención de picado no se extendió a la galería superior, conservándose por tanto sus revestimientos parietales de cal de modo que, sin necesidad de realizar ningún tipo de intervención invasiva, por lo que se ha llegado a la conclusión de que, bajo sucesivas capas de cal, se conservan en un buen estado general las pinturas originales de los paramentos de las galerías, de rica policromía.

Éstas consisten básicamente en veladuras de cal de diferentes tonos -azules, terrosos, negros, etc.-, aplicados sobre una capa de mortero de tono ocre, con un esquema general que sugiere la configuración de un zócalo inferior y molduras de vivo colorido.