octubre 22, 2019
El tiempo
Sociedad

Adjudicados los 23 huertos urbanos que quedaron libres

Los 23 huertos urbanos que habían quedado libres desde la entrega de las 96 parcelas del vivero municipal de La Alcarrachela han sido sorteados y entregados a sus nuevos propietarios, parados de larga duración y pensionistas o personas jubiladas, que los podrán cultivar y explotar durante tres años.

Solamente se presentaron 85 solicitudes para los 96 huertos que se ofertaron el pasado verano, con lo que quedaron once vacantes y durante este año se produjeron doce renuncias que dejaron libres un total de 23 huertos que se han sorteado entre las 47 solicitudes presentadas.

Son parcelas de 45 metros cuadrados, en cuadrícula, de nueve por cinco metros, aptas para el cultivo manual, que en un primer momento fueron adjudicadas a pensionistas, jubilados, parados de larga duración y entidades sociales. De los adjudicatarios iniciales tres fueron asociaciones sin ánimo de lucro, 31 personas en paro de larga duración y 58 jubilados y pensionistas.

Para el concejal de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez, la aceptación de esta iniciativa ha sido “bastante sorpresiva muy para bien”. “Este tipo de experiencias son novedosas, obligan a la convivencia entre muchas personas pero la colaboración ha sido absoluta, entre ellas y con el consejo de huertos”, con el que el Ayuntamiento ha mantenido “una comunicación y un diálogo fluidos, sin problemas”.

“Estamos encantados; [los adjudicatarios] se autogestionan, se respeta el espíritu de buenas prácticas medioambientales, de la agricultura ecológica y del autoconsumo de lo recolectado”, señala Gómez, que destaca que se trata de “una experiencia práctica que trasladar a escolares, asociaciones…”.