abril 16, 2021
El tiempo
Sociedad

CCOO denuncia una oferta de trabajo machista en el Écija Balompié

CCOO de Sevilla avisa de que el Écija Balompié, a través de sus páginas de Facebook y Twitter, ha lanzado una oferta de empleo de “asistente de operaciones” para las que, entre otras condiciones, se exige la de ser “diligente” o “apasionado”, pero también la de ser de “sexo masculino”.

La oferta de empleo es a media jornada y las funciones del hombre a contratar serían las de “responsable de bar en el estadio municipal de San Pablo” y la de “auxiliar de oficina”.

La secretaria de Mujer de CCOO de Sevilla, Pepa Páez, considera “indignante e intolerable que en pleno siglo XXI a las mujeres no se nos permita acceder a determinados puestos de trabajo por el mero hecho de ser mujeres”.

Según Páez “a estas alturas parece una broma de mal gusto tener que seguir recordando que las mujeres estamos igual de capacitadas para desempeñar cualquier puesto de trabajo y, por supuesto, también el de responsable de un bar o el de auxiliar de oficina”.

Pepa Páez recuerda que “esta es una de tantas discriminaciones laborales que sufrimos a diario las mujeres como la brecha salarial, una tasa de paro más alta, la dificultad para conciliar, las jornadas a tiempo parcial, los despidos por embarazos, el acoso sexual o las pensiones de cuantía menor”.

La secretaria de Mujer de CCOO de Sevilla ha pedido al Écija Balompié que rectifique y permita un acceso igualitario y con garantías a la oferta laboral en el que no se penalice a las mujeres.

Además, Páez ha anunciado que, “como siempre, CCOO acudirá a denunciar el caso ante las instancias necesarias para que no se sigan produciendo casos, como este, de abuso contra la igualdad entre hombres y mujeres”.

A través de las mismas redes sociales, el club astigitano ha argumentado que han sido sus empleadas las que “nos han insistido en que necesitaban ayuda masculina en determinadas ocasiones”. “Nuestra idea no es otra que la de reforzar el equipo de bar incluyendo una figura masculina, tal y como nos han pedido las chicas”, apuntan, explicando que “simplemente lo que procuramos es satisfacer las necesidades de nuestras empleadas, sin ánimo de ofender, y mucho menos desprestigiar a nadie”.