octubre 20, 2021
El tiempo
Sociedad

Principio de acuerdo para acabar con el conflicto de Aqua Campiña

La plantilla de Aqua Campiña, la empresa mixta que gestiona el servicio de abastecimiento y depuración de agua en Écija, ha desconvocado las protestas previstas para reclamar la aplicación del convenio laboral propio de la empresa ante la propuesta de esta de poner fin al conflicto que mantiene con sus trabajadores.

Estos exigen que se aplique el convenio laboral propio tal y como establece la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de mayo del año pasado. El pasado 31 de marzo, tras un consejo de administración de Aqua Campiña, la plantilla recibió una propuesta por escrito “para lograr el acuerdo entre empresa y trabajadores y finalizar la conflictividad laboral que se viene produciendo en los últimos tiempos”, según los empleados.

“En dicho documento se nos propone una negociación basada principalmente en la devolución de los importes dejados de percibir durante el conflicto y el restablecimiento de los salarios que se venían percibiendo con anterioridad al conflicto”, resume la plantilla en un comunicado.

Ante esta oferta, los trabajadores han decidido desconvocar las próximas movilizaciones que tenían previstas contra Aqualia, la empresa matriz de Aqua Campiña, para “facilitar el acuerdo y en la confianza de que la mayor concreción de la propuesta, que se nos trasladará en próximas fechas, no ponga al descubierto cuestiones insalvables o letra pequeña del texto de la propuesta ofrecida”.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), condenó a Aqua Campiña SA, a aplicar el convenio propio de la entidad, que dejó de seguir en el año 2013. Según la firma de abogados Ruiz y Asociados, que defiende a los trabajadores de Aqua Campiña, el alto tribunal declara la validez del convenio “y su debida aplicación, en contra de lo sostenido por Aqua Campiña” que, en el año 2013, “y en plena negociación colectiva, decidió dejar de aplicar, alegando decaimiento del mismo”.

Esa decisión de la empresa provocó que los trabajadores sufrieran cambios en los horarios laborales y una rebaja de los salarios “en una horquilla del 10 al 40%, y todo esto, gratis”, según los abogados.