abril 26, 2019
El tiempo
Sociedad

Amenaza de desahucio si no paga el doble de alquiler por su piso

Gema Rodríguez es una vecina de Écija de 42 años. Tiene una hija adolescente y desde hace cinco años vive de alquiler en un piso del que su casera amenaza con desahuciarla si a partir del 1 de diciembre no le paga 200 euros mensuales, el doble de lo que Gema paga ahora mismo por la vivienda.

Esta vecina lleva inscrita en el registro municipal de demandantes de vivienda “desde que se abrió en 2007”, asegura. Tiene 283 puntos, una cifra que le garantiza estar entre las ocho o diez primeras en caso de adjudicación de alguna vivienda protegida, según la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Écija, que apoya y asesora a Gema con su problema.

Gema está al día en el pago de su alquiler aunque le cuesta. No tiene ingreso alguno, ya que está desempleada y no recibe subsidios ni ayudas. Paga su piso, las facturas y la comida con ayuda de familiares que tiene en Madrid, asegura. “Pero no puedo pagar el doble por la vivienda, no puedo pasar de pagar cien a pagar doscientos euros”, se queja.

El piso en cuestión está declarado como infravivienda por el Ayuntamiento de Écija, según la PAH, que alude a un informe de técnicos municipales de 2013. “Cuando llueve tengo que poner cubos porque empieza a gotear el techo, hay fugas y el agua corre por el suelo a veces”, lamenta, “y si abro el grifo de la cocina, la fuerza del agua despega los azulejos de la pared”.

En la cocina apenas cabe una persona entre un fregadero, un frigorífico y unos fogones. Está ‘alfombrada’ con cartones porque el agua también corre por el suelo, lo que suma el riesgo a lo destartalado del inmueble, ya que la instalación eléctrica es defectuosa. “Mi hija se ha llevado ya más de un susto y algún que otro calambrazo”, relata preocupada Gema.

De ese piso amenaza su casera con desahuciar a esta vecina si no le paga el doble a partir del 1 de diciembre. Pero la PAH ha aconsejado a Gema que no se mueva de su infravivienda porque la comunicación de aumento del alquiler no se ha hecho como marca la ley. “No ha habido nada por escrito, ningún comunicado oficial”, señala Lola Carmona, portavoz de la PAH en Écija, “así que Gema ni está obligada a pagar más ni se va a mover de ese piso porque, además, la condenan a irse a la calle con su hija, y no lo vamos a permitir”, sentencia.