diciembre 6, 2021
El tiempo
Cultura

Una mirada atrás de cien años con la fotografía de Cerdá y Rico

Hasta finales de septiembre se puede visitar en el Museo Histórico Municipal, en el Palacio de Benamejí, la exposición ‘Testimonios de una época’. Se trata de una retrospectiva de originales de Arturo Cerdá y Rico, pionero de la fotografía.

La muestra, resultado de la colaboración entre la asociación Cerdá y Rico y Amigos de Écija para la Conservación del Patrimonio, es “una ventana abierta a la historia de finales del siglo XIX y principios del XX, además de una forma de mostrar cómo se hacían las fotografías en aquella época”, según la concejala de Ciudadanía, Cultura y Deportes, Verónica Alhama.

El comisario de la exposición y bisnieto de Arturo Cerdá y Rico, Julio Cerdá – que reside en Écija desde hace más de treinta años – explica que su bisabuelo estudió Medicina y Bellas Artes en Madrid, “y eso se refleja mucho en su obra, en la que hay paralelismo con la pintura, además de que se carteó con pintores como Sorolla y Cecilio Plá”.

La exposición se divide en varias partes. De un lado, ‘La Sevilla de 1898’, testimonio de una visita del doctor Cerdá y Rico a la capital hispalense; ‘El paso de las horas’, sobre la vida cotidiana del finales del XIX y principios del XX; ‘Los trabajos’, con escenas de labores ya caídas en desuso; tres fotos de la serie ‘Gente’; y ‘El pan necesario’, que cuenta el proceso de elaboración del pan desde que la siega del trigo al producto ya cocido en la tahona.

La muestra, de 44 fotografías originales, se completa con muestras de fotografía autocroma, la primera en color y abundante material escrito, dibujos de Arturo Cerdá y Rico y documentos como la correspondencia del doctor con pintores de su época.