enero 25, 2022
El tiempo
Política

El Ayuntamiento calcula abrir el nuevo hospital antes de 2016

El Ayuntamiento de Écija espera que el nuevo hospital pueda estar abierto antes de 2016. El Gobierno local (PSOE) confía en fijar en septiembre una fecha para la mudanza de personal y equipos a las instalaciones del nuevo centro hospitalario, ya terminado pero pendiente de tener garantizado el suministro eléctrico.

Según el concejal de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez (PSOE), la Empresa de Transformación Agraria (Tragsa), dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, está redactando el proyecto físico de la línea eléctrica y de expropiaciones, “una vez aprobado el convenio en el pleno municipal y con el compromiso de pago del Ayuntamiento para los próximos años”.

“No más allá de este mes de agosto, Tragsa quiere hacer la reserva de potencia con Endesa, lo que conlleva el ingreso de 200.000 euros”, según Gómez, “lo que permitirá que, en unos meses, Endesa Distribución Eléctrica S.A esté en disposición de dotar de electricidad a la zona de manera provisional”. La intención del Gobierno Local es que el nuevo hospital se ponga en marcha antes de que finalice el año 2015, aunque los plazos concretos están todavía por establecer.

Gómez ha comunicado estos plazos en la rueda de prensa posterior a la firma del acuerdo con Kutxabank, propietaria del UPR 4, la frustrada urbanización Puente Onuba, por el que esta entidad bancaria se compromete a abonar 387.242,67 euros (el 17,7% del total) de los casi 2,2 millones que cuesta construir la línea eléctrica que suministrará al nuevo hospital, al citado sector UPR 4 y al polígono de La Fuensanta.

El resto del coste de la nueva línea eléctrica se repartirá entre los propietarios de La Fuensanta, a los que corresponde pagar en torno a 320.000 euros, un 14,59% del total, y el Ayuntamiento de Écija, que aportaría cerca de 1,5 millones, el 67,7% restante, “una gran injusticia”, en palabras de Sergio Gómez, que explica que “de los 7,2 Megavatios (Mw) que vendrán por la línea eléctrica que se ejecute, tan solo 1 es necesario para el hospital”.

“Al final, la gestión que se ha realizado ha llevado a esta situación de que el Ayuntamiento tenga que aportar el 67% del coste de la línea cuando va a hacer uso de un 14 o 15% de la potencia eléctrica”, detalla, “pero es la situación que nos hemos encontrado y no tenemos más remedio que tirar hacia adelante”.