enero 25, 2022
El tiempo
Cultura

Las excavaciones en El Picadero revelan los amores de Zeus

Un enorme mosaico de cinco por ocho metros ha sido desenterrado en el yacimiento arqueológico de la Plaza de Armas, El Picadero. El mosaico, con un espectacular estado de conservación, relata varios de los amores de Zeus, padre de los dioses grecorromanos.

En el centro de los aproximadamente 40 metros del mosaico se describe el rapto de Europa por Zeus disfrazado de toro; al lado, Dánae recibe al dios transmutado en lluvia de oro; encima de estas escenas, Zeus convertido en águila seduce al joven Ganímedes, a Leda en forma de cisne y a Antíope bajo la forma de un viejo sátiro.

En el mosaico, que los expertos que trabajan en El Picadero datan en el siglo III de nuestra era, también hay sitio para el dios Hermes (el Mercurio de los romanos) y para las representaciones de al menos tres de las estaciones del año. También para Cástor, por lo que los arqueólogos y restauradores del yacimiento no descartan que aparezcan nuevos restos en los que se encuentre su gemelo Pólux.

También hay a la izquierda del mosaico escenas alusivas a la vendimia y la elaboración del vino. Y motivos romboidales que, como todo el perímetro de la pieza, está enmarcado en una cenefa de volutas.

Los responsables de la excavación calculan que los restos del mosaico de los amores de Zeus son apenas la mitad de la pieza, y que el otro 50% puede encontrarse aún bajo los niveles no excavados del yacimiento, en dirección a la muralla árabe y la explanada de San Gil.

El director de la excavación, el arqueólogo municipal, Sergio García-Dils, califica de “extraordinaria” la calidad del mosaico. “Las imágenes tienen una expresividad tremenda, las figuras tienen todo tipo de detalle, volumen, movimiento”, explica, y señala cómo el o los artistas que hicieron el mosaico incluso han recreado el dorado de la lluvia en que se convirtió Zeus para conquistar a Dánae, y el de una de las joyas que lleva la representación de una de las estaciones, detalles que revelan la espectacular riqueza artística del mosaico desenterrado en El Picadero.