diciembre 6, 2021
El tiempo
Cultura

El alcalde anuncia medidas para parar “el expolio” en las Teresas

El alcalde de Écija, Ricardo Gil-Toresano (PP), anuncia que su gobierno va a tratar de parar “el expolio” en el convento de carmelitas descalzas de San José, que están abandonando las monjas conocidas popularmente como las Teresas.

Para Gil-Toresano, las monjas “están haciendo lo que consideramos que es un expolio de los bienes muebles del convento”. El primer edil se ha reunido con las religiosas y con el prior responsable de la orden, “y estamos preocupados porque se están llevando bienes que a lo largo de casi 400 años muchos ecijanos le han ido regalando a esta orden”.

La congregación ha planteado ceder el inmueble en uso para convertirlo en un museo sacro. “Pero puede ser una forma de lavarse las manos y dejar el mantenimiento del edificio al Ayuntamiento”, recela el primer edil, que afirma que “no queremos solamente el edifico, su contenido también”.

Paralelamente, la asociación cultural Amigos de Écija va a encargar un informe jurídico sobre la legalidad de que las monjas puedan llevarse los enseres “porque el convento en un BIC y todo lo que tiene de una manera u otra ha sido donados por el pueblo de Écija a lo largo de 377 años”, señalan.

En concreto, el arquitecto Javier Madero ha recordado que en el convento de las Teresas se han llevado a cabo obras de rehabilitación “que se han pagado con dinero que buscábamos entre todos”, por lo que, “en realidad las monjas son las propietarias del inmueble pero ahí ha intervenido el pueblo de Écija”, enfatiza.

En el mismo sentido, el vicepresidente de Amigos de Écija, Juan Méndez Varo, afirma que “la ciudad de Écija se ha portado muy bien con ellas, ha mantenido estos conventos suministrando víveres a las monjas, ayudándolas cuando enfermaban, y no se merece que un señor venga y disponga libremente de los enseres”.

“Nos preocupa tanto el futuro de las obras de arte que están desapareciendo como que el templo va a estar en abandono total si no se toman medidas”, opina el vicepresidente de Amigos de Écija, Juan Méndez Varo, que sostiene que, en su mudanza, las monjas de las Teresas “han sido manipuladas porque se deben a sus superiores y lo que han dicho han hecho”.