enero 19, 2022
El tiempo
Sociedad

Temen por la vida del hombre en coma tras recibir un ladrillazo

Familiares de Antonio Pérez Bermudo, el hombre de 65 años hospitalizado tras recibir el impacto de un ladrillo mientras paseaba por la barriada de Las Huertas, temen por la vida del herido, que se encuentra ingresado en coma en Sevilla.

En declaraciones a la RTVA, familiares del herido apuntan que están pendientes del estado de Antonio, al que los médicos que le atienden dan pocas probabilidades de vida, ya que sufre traumatismo craneoencefálico y hundimiento craneal.

Los familiares han denunciado lo ocurrido ante la Policía, que investiga el suceso, que tuvo lugar el pasado fin de semana cuando el herido salía con su hermana de hacer la compra en un supermercado en la Ronda de los Molinos.

En ese momento, según vecinos de Las Huertas, un ladrillo de 25 centímetros caído o lanzado desde una azotea impactó en la cabeza de Antonio Pérez Bermudo, dejándolo inconsciente. A consecuencia del impacto, el hombre perdió el conocimiento y sufrió hemorragias, por lo que tuvo que ser trasladado en helicóptero a Sevilla, e ingresado en coma en la UCI del Virgen Macarena.

Algunos vecinos aseguran que niños de la barriada de Las Huertas llevaban varios días lanzando objetos desde la azotea de uno de los bloques de viviendas, y que el ladrillo que ha dejado en coma a este vecino, que “puede pesar más de un kilo”, fue dejado caer desde lo alto del edificio “a plomo”.