enero 25, 2022
El tiempo
Sociedad

Sin suministro eléctrico no podrá abrir el nuevo hospital

El Ayuntamiento de Écija negocia una acometida eléctrica provisional que permita que el futuro hospital comarcal de Écija esté en funcionamiento y no se convierta en un ‘edificio fantasma’, terminado pero sin uso, por carecer de suministro eléctrico.

Según fuentes municipales, es necesaria una subestación eléctrica en una parcela de unos 2.000 metros cuadrados junto al hospital en construcción, para suministrar los 800 kilovatios (kW) necesarios para surtir al centro sanitario cuando este esté a pleno rendimiento, como ha pedido la Junta de Andalucía y como se comprometió en marzo de 2007 el consistorio entonces presidido por el socialista Juan Wic.

El Ayuntamiento de Écija carece de los seis millones de euros que costaría levantar esa subestación eléctrica. Por eso busca una solución a marchas forzadas. Ya hace dos años, el PP pidió la intermediación del Ministerio de Industria ante Endesa, una petición que no fructificó.

En febrero de este año, la negociación fue ante el Ministerio de Agricultura, que dio luz verde a un convenio entre el Ayuntamiento de Écija y la empresa pública Tragsa para establecer una línea de alta tensión entre Écija y la pedanía de Villanueva del Rey, una infraestructura que puede costar en torno a 3 millones de euros, según el Ayuntamiento, la mitad de los 6 millones que podría costar construir una subestación junto al centro sanitario.

La intención del Ayuntamiento ecijano es que, a través de Tragsa, se pueda llevar a cabo la ejecución de las infraestructuras eléctricas solicitadas por Endesa Distribución Eléctrica S.A., no solo para suministrar al futuro hospital, sino también para el desarrollo de diferentes sectores del Plan de Ordenación Urbana (PGOU).

Tragsa podría avalar ante la compañía eléctrica la realización de unas obras que, con todo, conllevan la redacción de un proyecto (que debería hacer Endesa) y la expropiación de terrenos (que corre a cargo del Ayuntamiento) y que, de no mediar una solución provisional para suministrar energía al centro sanitario, podría alargar en años la apertura final del futuro hospital comarcal.

En ese sentido, el equipo de gobierno quiere negociar con la compañía eléctrica el aval de la empresa pública Tragsa para que Endesa lleve a cabo el cableado eléctrico para suministrar al hospital y que el Ayuntamiento pagaría en tres años.