diciembre 5, 2021
El tiempo
Política

Ningún afectado por la compra de la plaza presenta alegaciones

Ninguno de los propietarios de las nueve fincas expropiadas en la plaza de toros ha presentado alegaciones, según el Gobierno local (PP-PA). Sólo la oposición municipal (PSOE e IU) y la plataforma contra la compra del coso taurino han presentado alegaciones, la mayoría según un modelo tipo.

Estas últimas comparten el argumento de reclamar al Gobierno local que dedique el dinero para la compra de la plaza a otras cuestiones, desde ‘pipi can’ o urinarios para mascotas a un plan de empleo pasando por inversiones en rehabilitación de monumentos.

IU, por su parte, sostiene que la gestión de la plaza de toros no es competencia municipal de acuerdo con la reforma de la administración local aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, mientras que el PSOE alega razones de “oportunidad política”. “No creemos que sea el momento de gastar dinero en una plaza de toros que, además, presenta un estado de conservación deficiente”, opina el viceportavoz socialista, Fernando Martínez.

El concejal del PSOE señala que su grupo “está sorprendido porque no se vayan a ver las alegaciones a la compra de la plaza de toros en el pleno de abril”, y especula con que “el Gobierno local quiera eludir el debate sobre un asunto que no le ha salido como tenía pensado y puede suponer un desgaste por la contestación social y política que ha tenido” a un mes de las elecciones europeas.

Desde el PP se asegura que todavía no se han estudiado todas las alegaciones presentadas. El viceportavoz municipal popular, Rafael Serrano, ha rechazado las insinuaciones del PSOE asegurando que el equipo de gobierno estudia responde a esas alegaciones en un pleno extraordinario antes del 25 de mayo, día de las elecciones europeas.

El plazo de presentación de alegaciones se abrió hace poco más de un mes, el 21 de marzo, para que los particulares afectados por la expropiación de la plaza de toros – prevista en el Plan Especial de 2002 – rectificaran los datos publicados en el BOP o se opusieran a la expropiación “por motivos de forma o fondo que han de fundamentarse motivadamente”.