marzo 5, 2021
El tiempo
Sociedad

Un otoño seco en el que ha llovido un 78 por ciento menos

La lluvia acumulada este otoño en Écija es inferior en un 78 por ciento a la media de la serie 1980-2010. Según las cuentas de la Agencia Nacional de Meteorología (Aemet) para Andalucía recogidas en el Boletín Semanal de Información Agraria de la Consejería de Agricultura, en el término ecijano han caído menos de 44 litros por metro cuadrado desde septiembre.

En concreto, 43,8 litros. No llueve y estamos ante uno de los otoños más secos, según os agricultores. Según el Boletín Semanal de Información Agraria, “las escasas lluvias registradas desde que comenzara el año agrícola hacen que cada vez se acentúe más el déficit hídrico que se viene padeciendo y que en algunos observatorios supera ya el 80% de la lluvia caída en este período en un año medio”.

Este boletín contrasta cifras suministradas por diez estaciones de recogida: Sevilla capital, Carmona, Carrión, Cazalla, Écija, Guadalcanal, La Puebla de los Infantes, Las Cabezas de San Juan, Morón de la Frontera y Osuna. La de Écija, esos 43,6 litros caídos desde el 1 de septiembre de 2013, es la más baja de las diez estaciones comparadas.

El promedio pluvial alcanza los 198,7 litros por metro cuadrado. Es lo que la Aemet tiene calculado como Precipitación normal acumulada (PNA) desde el primer día de septiembre “estimada con los datos climatológicos medios de la serie 1980-2010”. Esa PNA arroja un déficit hídrico de 154,9 litros por metro cuadrado, un 78% menos de lluvia en otoño.

Estos ‘números rojos’ hídricos se reflejan en la evolución de los cultivos que recoge el Boletín de Información Agraria, que, en el capítulo de cereales, apunta que en la campiña sevillana, “en general, las tierras se encuentran preparadas para recibir el grano, aunque a medida que avanzan las fechas es mayor el número de agricultores que están iniciando la siembra en seco, sobre todo las explotaciones grandes, con la esperanza de que aparezcan en los próximos días una intensidad de lluvia que permitan una normal nascencia. Otra gran parte están esperando que los pronósticos de precipitaciones sean favorables para iniciar la siembra”.