octubre 27, 2021
El tiempo
Cultura

El Ayuntamiento ordena a las monjas Clarisas limpiar Santa Inés

El Ayuntamiento de Écija ha ordenado a la Comunidad de Franciscanas Clarisas que limpien, desinfecten y desraticen el convento de Santa Inés, en la calle Mayor. El presupuesto estimado de esta intervención es de 4.500 euros y las monjas se enfrentan a multas de hasta 450 euros si no la llevan a cabo.

Además, y según un informe municipal, las Clarisas deben certificar la eliminación de plagas y llevar a cabo un programa de control de palomas en el convento y evitar el crecimiento de vegetación y la acumulación de residuos en el claustro y el patio del mismo, que pueden favorecer la existencia de roedores e insectos y afectar a los vecinos del convento.

El mismo informe advierte que antes es necesario garantizar la seguridad en el claustro, ya que el apuntalamiento de madera colocado en su día por la Junta de Andalucía “está totalmente podrido y prácticamente desplomado”, lo que no permite garantizar la seguridad de los operarios de limpieza.

Palomas, roedores, pulgas y reptiles. Señala el Ayuntamiento que el inmueble “no se encuentra en las debidas condiciones de seguridad y salubridad”, y detalla su estado ruinoso, “con cubiertas desplomadas sobre el pavimento” y escombros acumulados. Además, llama la atención sobre el gran número de palomas, con crías muertas, “situación que genera condiciones favorables para la presencia de roedores, reptiles, pulgas, garrapatas, apreciándose falta de higiene y salubridad”.

El informe municipal fue emitido en febrero pasado y da 30 días a las monjas para que lleven a cabo las obras, con la advertencia de que, de no llevarse a cabo, se les impondrán hasta diez multas coercitivas cada mes, por un máximo del diez por ciento del coste estimado de las actuaciones ordenadas, es decir, 450 euros.