mayo 16, 2021
El tiempo
Política

Bomberos culpan a Diputación del retraso de las obras del parque

El Sindicato Profesional de Bomberos (SPB) considera “una promesa incumplida” del presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, el proyecto para construir un nuevo parque de bomberos, una instalación que no puede iniciarse hasta que el Ayuntamiento de Écija no urbanice los terrenos en que está previsto que se construya.

A principios del pasado mes de diciembre, la Diputación eligió una de las parcelas que el Ayuntamiento le ofrecía para cambiar de sitio el parque de bomberos, un cambio que ha retrasado la construcción de esta instalación, que no puede llevarse a cabo hasta que el consistorio no urbanice los terrenos en cuestión.

Sin embargo, el SPB considera que el retraso en la construcción del nuevo parque se debe a “la dejadez de la Diputación de Sevilla en los parques de bomberos de la provincia”. “A la falta de bomberos profesionales y mandos se le une unos parques de bomberos inoperativos”, dice el SPB, que acusa a la Diputación de hacer del cuerpo de bomberos un servicio deficiente y caótico que genera inseguridad y pone en peligro a los ciudadanos”.

El proyecto para la construcción del parque de bomberos de Écija se presentó en marzo de 2011 a los medios de comunicación por parte del presidente la Diputación de Sevilla, Rodríguez Villalobos, que e comprometió a que sería construido en 24 meses como máximo, “dando como buena para la entrega la fecha de finales de 2012 principios de 2013”, recuerda el SPB, que denuncia que, sin embargo, “en estos momentos no hay una fecha concreta de inicio de las obras por parte de la Diputación de Sevilla”.

No obstante, el parque no puede empezar a construirse hasta que el Ayuntamiento de Écija no cambie la calificación de uso del terreno en que quiere que se construya el parque, en la Avenida del Ferrocarril, catalogado como de uso dotacional educativo. El Gobierno local (PP-PA), se comprometió en diciembre pasado a “dejar preparados todos los trámites urbanísticos en tres meses”.

La Diputación pide al Ayuntamiento la información urbanística, geotecnia y plano de planta y topografía de la parcela, que tiene 7.676 metros cuadrados y todos los servicios – agua, saneamiento y energía eléctrica -, por lo que no es necesaria inversión alguna para acondicionarla antes de cederla a la administración provincial.