diciembre 1, 2021
El tiempo
Sociedad

Exhumarán a Joan March por la demanda de un abogado ecijano

Los restos del financiero mallorquín Juan March serán exhumados el próximo 7 de marzo por una reclamación de paternidad interpuesta en 2011 por una supuesta hija extramatrimonial, defendida por el abogado ecijano Fernando Osuna.

La demandante es una sexagenaria que vive en Valencia, supuesta hija no reconocida del financiero, fallecido en 1962 y enterrado en el cementerio de Palma. Según fuentes del caso, la juez del juzgado número 8 de Madrid se ha dirigido al juzgado de Mallorca para que tramite la exhumación, se extraiga el ADN de los restos mortales y se comparen con los de la cliente de Osuna, que reclama que se la reconozca como hija del potentado.

La exhumación se debía haber llevado a cabo el pasado mes de septiembre, pero se retrasó, según las mismas fuentes, por cuestiones técnicas, ya que March está enterrado desde hace más de medio siglo en un mausoleo familiar y ha sido necesario contratar a una empresa privada para llevar a cabo la exhumación.

La orden de exhumación de los restos del financiero la toma el juzgado tras no encontrar otras pruebas para demostrar si la demandante es hija de March. La comparación del ADN de la supuesta hija ilegítima con el del multimillonario debería despejar las dudas al respecto y demostrar la supuesta filiación.

De prosperar la demanda interpuesta por el bufete del abogado ecijano Fernando Osuna, la demandante tendría derecho a reclamar una herencia calculada en torno a los 220 millones de euros.

Experto en demostrar paternidades. El abogado ecijano Fernando Osuna (en la fotografía) no es novato en este tipo de procedimientos. En 2009 consiguió que se exhumaran los restos mortales de un rico terrateniente de Écija para demostrar que era el padre biológico de Rafael Rebollar, un ecijano de 70 años que, gracias a la prueba del ADN pudo reclamar parte de la herencia legal de su padre.