mayo 16, 2021
El tiempo
Política

PP y PA dejan sin asignaciones a los grupos políticos durante 2013

El Gobierno local (PP-PA) ha suprimido las asignaciones a los grupos políticos durante el año 2013, lo que le permitirá ahorrarse, aseguran, unos 83.000 euros. La propuesta se aprobó en el pleno de febrero, con la abstención de la oposición, tras rechazar el equipo de gobierno una propuesta del PSOE para suprimir cargos de confianza y unificar delegaciones.

El concejal de Hacienda, Rafael Serrano (PP), en la foto, defiende que “quitar el dinero a los grupos políticos nos ha parecido bastante procedente”. La medida, que supone un ahorro de menos del 0,3% en el gasto presupuestario para este año, lleva aparejado el compromiso de pagar a los partidos políticos 18 meses en asignaciones que están pendientes de pago.

Serrano asegura que ese dinero se va a gastar en contratar temporalmente “a gente que le quedan días para entrar en el circuito de desempleo, personas que le faltan días para cobrar el paro”. Según el edil popular, a través de los servicios sociales se contratará a parados en “labores sociales, como limpiar o pintar parques”.

Para IU, la propuesta es “un poco demagoga”. “Esos 83.000 euros se podrían haber sacado de otras cosas, es un dinero que se invierte en mantener nuestras sedes, en hacer campañas, en preparar la oposición”, argumentó la edil de IU, Dolores Rodríguez, “no se lo lleva nadie a casa”.

Órdago del PSOE. Desde las filas socialistas también se criticó “el clarísimo tinte populista y demagógico de la propuesta”. El viceportavoz municipal del PSOE, Fernando Martínez, recordó cómo cuando el actual alcalde, Ricardo Gil-Toresno (PP), estaba en la oposición, “pedía con toda la razón del mundo que tenían que pagarse las asignaciones a los partidos porque tenían que hacer política y, si no, no podían”.

“Ahora no está en la misma opinión, por lo que se ve”, criticó Martínez, que también recordó que el PA denunció en los tribunales en 2005 el impago de las asignaciones a partidos políticos, una demanda que fue estimada a finales de 2007 y por la que se le tuvo que pagar en torno a 66.000 euros.

Para votar afirmativamente la propuesta, el PSOE pidió a PP y PA que unificaran concejalías “que no tienen muchas competencias” y que recortaran en personal de confianza, un recorte que permitiría ahorrar más de 300.000 euros a las arcas municipales, calculan los socialistas. “Pongan de su parte, como dicen”, desafió Martínez.

Sin embargo, desde el equipo de gobierno se rechazó la petición del PSOE alegando que “no se puede gastar ya menos”. “Estamos incluso por debajo de lo que se va a exigir por ley”, anunció Gil-Toresano.