mayo 13, 2021
El tiempo
Cultura

La lluvia empeora el estado del convento de Santa Inés del Valle

Las últimas lluvias han agravado la situación del claustro del convento de Santa Inés del Valle. La asociación Amigos de Écija por la Conservación del Patrimonio ha denunciado el deterioro del edificio “para llamar la atención de esta pieza importante de nuestro patrimonio”.

Según la asociación cultural, en los últimos días se ha desprendido parte del claustro del convento, apuntalado en algunas zonas para evitar derrumbes. “Es un apuntalamiento provisional, de madera, que se ha podrido, porque lleva muchos años colocado”, se queja Juan Méndez Varo, vicepresidente de Amigos de Écija.

Se trata de los puntales que se colocaron durante el último mandato de Julián Álvarez (PA) hace más de diez años. “Hace falta un apuntalamiento metálico, rígido”, clama Méndez Varo, que recuerda que Amigos de Écija lleva “desde los años 80 del pasado siglo llamando la atención sobre la necesidad de arreglo del convento” de Santa Inés del Valle.

Aparte las medidas provisionales de apuntalamiento, el vicepresidente de Amigos de Écija reclama “iniciar obras” para frenar el deterioro del convento, “con una escuela taller o lo que sea, porque tenemos una maravilla que corre el riesgo de acabar en ruina total”.

La asociación Amigos de Écija denuncia desde hace prácticamente 30 años “la dejadez de las administraciones ante esta situación”. En 2009 y, más recientemente, en noviembre del pasado año, llevó a cabo una campaña de concienciación para buscar soluciones al peligro que corren tanto el convento como las monjas franciscanas clarisas que todavía residen en él.

Allí durmió Isabel la Católica. El Real Monasterio de Santa Inés del Valle es un edificio datado en 1487 y en él estuvo aposentada la reina Isabel la Católica durante una de sus campañas para la conquista de Granada. En 1622 un incendio acabo con la iglesia, el coro, dos alas del claustro y gran parte de las reliquias, y en 1625, el edificio sufrió una gran inundación. Ya en el siglo pasado, se derrumbó la techumbre.