octubre 24, 2021
El tiempo
Sociedad

El Argamasilla está limpio “en un 80%”, según el Ayuntamiento

Los servicios de mantenimiento del Ayuntamiento de Écija, junto con funcionarios de Bomberos, han inspeccionado el tramo subterráneo del Argamasilla para evaluar su estado tras las dos riadas de los últimos días. El resultado del examen es que el arroyo está limpio en su mayor parte.

“Se puede decir que el colector está limpio a un 80%”, calcula el concejal de Seguridad Ciudadana, Carlos Onetti (PP), que ha participado en la inspección, que ha durado más de tres horas y que se ha iniciado en la embocadura del Argamasilla, en el tubo del colector que el hundimiento de la calzada ha dejado a la vista.

En ese punto se han detectado “material grueso, bloques de cemento y piedra” efecto en principio del derrumbe de la embocadura. Esos restos se encuentran “durante un trayecto aproximado de 400 metros, pero sin mucha altura”, explica Onetti.

Pasados esos 400 metros iniciales, el arroyo “transcurre prácticamente limpio, con unos 15 centímetros de sedimentos, hasta pasado Puerta Osuna, hace una curva y se observa más acumulación de lima y sedimentos, transcurriendo el resto del trayecto con unos diez o quince centímetros de lima”.

“Ya a 300 metros de la salida, se puede observar en ese trayecto una acumulación de sedimentos aproximada a los 40 centímetros”, señala el concejal de Seguridad Ciudadana, que señala que la inspección del colector sirve “para comprobar la cantidad de sedimentos acumulados para su posterior limpieza en las zonas que sea necesario”.

Como ya avanzó Écija Al Día, fuentes de la concejalía de Urbanismo estiman que serán necesarios unos 250.000 euros para dejar expedito el tramo subterráneo del arroyo Argamasilla e impedir que un hipotético atasco provoque nuevos episodios de inundaciones.

Además de inspeccionar el estado del colector – que tiene un diámetro de 4 metros y que se bifurca a partir de Puerta Osuna en dos canales de 1,5 por 1,6 metros – los técnicos municipales han asegurado la embocadura del Argamasilla con 75 metros cúbicos de zahorra y escolleras más 17 metros cúbicos de cemento “para asegurarnos el menor peligro posible de derrumbe en caso de avenida de agua”, concluye Onetti.