mayo 11, 2021
El tiempo
Cultura

Un Viacrucis íntimo obligado por el mal tiempo

El mal tiempo del primer lunes de Cuaresma ha obligado a celebrar el Viacrucis del Consejo de Hermandades en la iglesia del Carmen, en lugar de en procesión hasta la parroquia mayor de Santa Cruz, como estaba previsto.

El Consejo de Hermandades ha tenido que tirar de parte meteorológico para decidir si sacar o no la imagen del Cristo Yacente del Santo Entierro. Aunque no llovía a la hora fijada para la salida, la probabilidad de precipitaciones era alta “y en Sevilla está cayendo una buena, que vendrá para acá”, se escuchaba a hermanos mayores y representantes de hermandades en la puerta de la iglesia del Carmen.

La primera opción fue esperar quince minutos. La segunda, en vista de que los avances meteorológicos dejaban claro que la lluvia haría acto de presencia más temprano que tarde – previsión que se cumplió -, fue avisar a las hermandades de que el Viacrucis se haría en el interior de la iglesia, ante la talla del Cristo del Santo Entierro, y a partir de las 21.00 horas.

Activado el plan B, el desarrollo del Viacrucis en el interior del templo fue íntimo pero concurrido, con una respuesta masiva de los fieles, atentos a la declamación de Francisco Fernández-Pro y al rezo de las catorce estaciones “con fe, esperanza y caridad”, como reclamó el presidente del Consejo, Rafael Caro, en el inicio del traslado al altar del Carmen del Cristo Yacente.