mayo 11, 2021
El tiempo
Política

‘Las Once Torres’ dependen de la “buena disposición” de Cajasur

El Gobierno local (PP-PA) confía en “la buena disposición de [la entidad bancaria] Cajasur” para terminar las obras de la urbanización ‘Las Once Torres’, paralizada tras la quiebra de la promotora y en manos ahora de esta caja de ahorros. Unos 60 vecinos se vieron afectados por la paralización de las obras, y han perdido parte del dinero invertido.

El concejal de Urbanismo, Rafael Serrano (PP), espera que Cajasur “atienda a esas personas”, algunas de las cuáles han perdido unos 40.000 euros, según los cálculos del edil. Hace un año, en enero de 2012, el mismo Serrano aseguró que el Ayuntamiento tiene 1,5 millones de euros de aval “para que se hagan las urbanizaciones”.

El equipo de gobierno avanza ahora que negocia con la entidad bancaria “para ablandar las condiciones de edificación” y con las promotoras y constructoras ecijanas para desarrollar el sector, una vez que el Ayuntamiento construya las calles de la urbanización e introduzca en ella los servicios generales.

“Una vez hecho eso, los promotores tendrán la posibilidad de terminar las viviendas”, señala Serrano, que inscribe esta iniciativa en  parte del futuro plan de empleo que diseña el equipo de gobierno y que ha transmitido a la patronal de la construcción para recoger sus ideas.

La construcción de estas viviendas, frente al centro comercial N4, está parada desde hace años. En noviembre de 2010, el bufete de abogados Osuna inició acciones legales por el retraso en la entrega de las viviendas de esta frustrada urbanización, al incumplir la promotora Puente Onuba los contratos de compraventa firmados con los compradores de las parcelas y las viviendas.

Vecinos de Écija reclaman desde esa fecha la devolución de hasta 30.000 euros por el incumplimiento en la entrega de estas viviendas, según el abogado, que ya reveló hace doce meses que “una entidad bancaria avalista de la promotora está pagando parte de la deuda”. La promotora de estas viviendas se comprometía a tenerlas terminadas para  abril de 2010, “pero en algunos casos no están ni empezadas”, señala Osuna.