mayo 12, 2021
El tiempo
Sociedad

Retiran la carpa de la macrofiesta navideña en La Alcarrachela

La carpa en el recinto ferial en que estaba previsto celebrar dos fiestas en Nochebuena y Fin de Año ha sido desmontada. Los vecinos de la barriada de La Alcarrachela, que se habían quejado de la autorización para celebrar ambas fiestas, lo atribuyen a un informe policial que no garantiza la seguridad en los alrededores de la carpa.

Fuentes policiales confirman que ni la policía municipal ni el Cuerpo  Nacional de Policía disponen de suficientes efectivos en las noches del 24 y el 31 de diciembre, en que está previsto celebrar ambas ‘macrofiestas’. “Si van a organizar un evento de esas dimensiones, lo primero que hay que hacer es garantizar la seguridad en el mismo”, especifica un mando policial.

La misma fuente certifica que se ha informado al Ayuntamiento que los efectivos para ambas fechas no garantizan la seguridad en el entorno del lugar de esas fiestas. Siempre según fuentes de la policía, con ese informe se habría pedido a la empresa que organiza esas fiestas navideñas que aumentara la seguridad.

En el mismo sentido, el concejal de Seguridad Ciudadana, Carlos Onetti (PP), confirma que “la policía no puede contar con los efectivos necesarios”. “Como no se nos ha avisado con la suficiente antelación, no hemos podido prever la seguridad que, al menos para nosotros, es lo primordial”, señala Onetti, que avanza que antes del 31 de diciembre – “el 27 o 28”, calcula – se celebrará una junta de seguridad, por lo que no se descarta que se pudiera celebrar la ‘macrofiesta’ de Fin de Año.

El concejal de Seguridad Ciudadana no entra en las decisiones de la empresa organizadora respecto de la celebración o no de la fiesta. “Hará lo que estime más conveniente, pero desde el Ayuntamiento tenemos que garantizar la seguridad de los alrededores”, señala, y calcula que el cotillón en la carpa en La Alcarrachela “puede atraer a unas 300 personas en la barriada, aparte de las 800 para las que hay aforo en la carpa”.

En la última sesión plenaria, el pasado 20 de diciembre, el Gobierno local (PP-PA) aseguraba que el recinto cubierto de ambas ‘macrofiestas’ cumple los requisitos de insonorización y el resto de normas necesarias para tener la licencia de apertura. El concejal de Fiestas Mayores, Antonio Cruz (PA), manifestaba que la fiesta “es totalmente legal”.