septiembre 18, 2020
El tiempo
Deportes

Primera derrota del Ecijana del Acero

Primer partido fuera de casa y primera derrota del Ecijana del Acero. El rival, el hasta entonces colista de la competición, el C.B. Coria, un equipo que, en realidad, está llamado a ascender de categoría y que era último de la tabla por haber perdido el único partido que había disputado hasta el momento.

por Juan F. Pérez

El Ecijana del Acero viajó a Coria ya lastrado por la baja de sus dos bases, una posición que tuvieron que ocupar jugadores menos acostumbrados a ello. Ya desde el primer minuto de juego se vio cuáles iban a ser las armas que el joven equipo de Coria utilizaría para intentar ganar al Ecijana del Acero: presión defensiva a toda cancha tras canasta anotada.

Aún así el primer cuarto se saldó a favor del equipo ecijano (10-13) con una buena actuación de los jugadores de interior, sobre todo del pívot Luque. Los ecijanos querían aprovechar la ventaja de centímetros sobre su rival, para no entrar en el juego rápido del equipo coriano.

En el segundo cuarto, la presión del C.B. Coria empezó a surtir efecto y provocó numerosas pérdidas de balón y fáciles canastas que, mordisco a mordisco, iban decantando el marcador a su favor. Al Ecijana del Acero le entraron las prisas por devolver el encuentro a su terreno, lo que sumado a continuos errores ofensivos, la falta de intensidad defensiva, y el gran acierto en el tiro del equipo coriano, llevó a los locales a despegarse en el marcador.

Para poner remedio a esto saltó a la cancha José Antonio Jiménez, el referente en ataque que el Ecijana de Acero no encontraba. Pero a perro flaco, todo se le vuelven pulgas, y Jiménez se lesionó a los pocos minutos de entrar, aunque se mantuvo en pista y respondió a las expectativas, aunque sólo fuera para mantener el tanteo en un 33-26 para los corianos.

La segunda parte fue un calco del segundo cuarto. Los altibajos en el juego ecijano fueron constantes mientras que el equipo local mantuvo su filosofía de juego durante los 40 minutos de partido y una concentración clave en el resultado final. Sin embargo, el tercer cuarto se decantó a favor del Ecijana del Acero (16-19).

El inicio del último cuarto parecía ahuyentar el mal juego de los ecijanos en los minutos anteriores, con un poco de orden y concentración el equipo consiguió confirmar la remontada y a falta de algo menos de 7 minutos se puso por delante en el marcador. A partir de ahí, el caos. La incansable defensa del Coria volvió a provocar numerosas pérdidas de balón al Ecijana del Acero que sólo encontraba opciones en el juego de su pívot; que hubiese sido más que suficiente si el equipo hubiese sabido mantener la tranquilidad en la salida de presión. Con todo esto, la distancia en el marcador cada vez se hacía más grande a favor del equipo coriano y a falta de menos de tres minutos, el Ecijana del Acero bajó los brazos, para terminar el encuentro catorce puntos abajo, 77-63.