mayo 18, 2021
El tiempo
Sociedad

La Junta invertirá 2,28 millones en rehabilitar 279 viviendas en la provincia

La delegada territorial de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio en Sevilla, Granada Santos, se ha reunido con los alcaldes de los 32 municipios de la provincia que se beneficiarán de los 2,28 millones de euros en concepto de ayudas contempladas en el Plan de Choque por el Empleo en materia de rehabilitación aprobado en Consejo de Gobierno de la Junta en julio de 2012.

Estas subvenciones públicas destinadas a Sevilla permitirán acondicionar las viviendas de 279 familias con recursos limitados en municipios como Alcalá de Guadaíra, Utrera, Carmona, La Algaba, El Coronil, Pedrera, Estepa, Lora del Río, San Juan de Aznalfarache, El Viso del Alcor, Coria del Río, Mairena del Alcor, Dos Hermanas, Osuna y Écija, entre otros.

La selección realizada por la Consejería de Fomento y Vivienda para repartir las ayudas ha tenido en cuenta indicadores como el paro registrado (en Écija hay más de 5.700 parados), el número de trabajadores eventuales agrícolas subsidiados (1.537, según los datos de septiembre de 2012), la población y la incidencia del programa de Rehabilitación Autonómica en los últimos años.

Granada Santos ha explicado que “con esta iniciativa del Gobierno andaluz se mejora las condiciones de vida de las familias gracias a la reforma de sus viviendas y, sobre todo, se fomenta la creación de empleo directo e inducido en los municipios sevillanos, muy castigados por los índices de desempleo”.

En ese sentido, la delegada territorial de Fomento y Vivienda ha incidido en la difícil situación del colectivo de parados de larga duración, por ello les ha trasladado a los representantes municipales “la importancia de destinar este tipo de programas a aquellos colectivos de desempleados que peor lo están pasando”.

Las intervenciones se desarrollarán a través del Programa de Rehabilitación Autonómica, que concede una subvención pública equivalente al 50% del presupuesto de ejecución de las obras para mejorar el interior de las viviendas. Las obras a realizar  consisten en reparaciones de las estructuras para garantizar la seguridad constructiva de las casas y la modernización de las instalaciones de abastecimiento de agua, saneamiento y electricidad. También se contempla la redistribución interior de los espacios para lograr mayor funcionalidad y aumentar las dimensiones de las estancias, así como mejoras para conseguir más luz natural y ventilación.

Las familias que se acogen a esta medida cuentan con unos ingresos inferiores a 2,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem), lo que equivale a 1.331 euros al mes. La Consejería de Fomento y Vivienda asume los honorarios para la redacción de los proyectos y de la dirección de obras, un concepto incluido en las ayudas. Los destinatarios de las subvenciones recibirán de media unos 8.200 euros.