septiembre 23, 2020
El tiempo
Sociedad

En medio año desaparecerá el último semáforo de Écija

El semáforo que regula el cruce de Miguel de Cervantes con la Avenida de Andalucía será sustituido por una glorieta. El proyecto, que ya se hizo público a principios de este año, debe empezar antes de final de año y estar terminado en el primer trimestre de 2013.

Esos son los plazos que da el Gobierno local (PP-PA), que debe modificar el proyecto para adaptarse a los plazos que marca el plan de inversiones de Diputación, que financia 152.869 de los 191.869 euros en que está presupuestado este proyecto que, en la práctica, supone acabar con un cruce regulado por semáforos y construir una glorieta “para agilizar el tráfico en el centro de la ciudad”.

El Ayuntamiento de Écija tendrá que poner 38.217 euros para la financiación del proyecto. Para el equipo de gobierno, el presupuesto que destina la Diputación a estas obras se queda corto en comparación con lo que el organismo provincial venía destinando a inversiones en Écija. “Desde siempre han sido en torno a 331.000 euros”, se queja la portavoz del PP, Silvia Heredia, “y este año nos conceden 200.000 euros, a aplicar en dos fases, además, en 2012 y 2013”, lo que obligará a ajustar las previsiones presupuestarias municipales, según Heredia.

El gobierno municipal calcula que las obras de la futura glorieta crearán en torno a 30 o 40 empleos directos más los que se creen de forma indirecta para asegurar el suministro de materiales y otras cuestiones, y adelanta que la creación de empleo se incluirá en las condiciones para la adjudicación de la obra, que se adjudicará “a la empresa que más puestos de trabajo cree y a la gente más necesitada, como desempleados de larga duración sin otros ingresos y que tengan hijos a su cargo”.

En esa nueva glorieta, el PP quiere colocar una fuente que, actualmente, se encuentra en el parque Vélez de Guevara, una zona verde anexa al actual cruce. Poco o nada más se sabe del proyecto, salvo que la rotonda aprobada por el equipo de gobierno va a ser “un poquito más grande para facilitar la buena circulación de la gente y que el tráfico se pueda incorporar con más facilidad”.