enero 19, 2022
El tiempo
Sociedad

Desarticulada una red dedicada a frustrar concursos de acreedores

La Policía Nacional ha detenido a 14 presuntos miembros de una organización supuestamente dedicada a ocultar el patrimonio de empresas con dificultades económicas antes de un concurso de acreedores incurriendo, por tanto, en un delito de alzamiento de bienes y blanqueo de capitales.

Según ha informado el cuerpo policial en un comunicado, se ha detenido a 14 personas y registrado seis domicilios en Madrid, Sevilla, Jaén, Écija y Oviedo.

La red operaba en España y Portugal y presuntamente ofrecía a empresarios un modo de ocultar el patrimonio de la empresa antes de ejecutar el concurso de acreedores. Esta organización contaba con una página web que anunciaba sus servicios a los empresarios.

La operación se inició en verano de 2020 con la denuncia de 80 trabajadores de una empresa de logística y transporte en los juzgados de Sevilla al no recibir sus nóminas y ser despedidos antes del concurso de acreedores. La sociedad, que atravesaba una mala situación financiera previa a un concurso de acreedores y contaba con un capital social de 1.600.000 de euros y previo al concurso de acreedores, fue vendida a un nuevo socio por un precio simbólico de tres euros.

El grupo de blanqueo de capitales y anticorrupción de la Jefatura Superior de Andalucía Occidental de la Policía Nacional se hizo cargo de la investigación ante la posibilidad de que se tratara de un alzamiento de bienes y en las primeras investigaciones comprobaron que el nuevo socio, un hombre de 87 años de edad, es titular de más de once sociedades.

La mayoría de estas sociedades contaban con capitales sociales elevados, pero tenían varios nexos en común, pues habían sido adquiridas por precios simbólicos, en ocasiones de un euro, y se encontraban en una difícil situación económica, aunque sin declarar el concurso de acreedores.

Según ha añadido la Policía, en la investigación fue identificado un conjunto de personas que participaban en el proceso de adquisición de las sociedades con roles de administradores o apoderados. El vínculo de estas personas llevó a los agentes a localizar un conjunto de oficinas en Madrid, desde donde se organizaba todo el proceso de adquisición de las empresas.

De esta manera, conocieron la existencia de un grupo criminal organizado, que mediante complejas operaciones societarias adquirían sociedades en crisis, pactando con los propietarios el reparto de bienes y efectos de las mismas, previamente a declararse en situación de concurso de acreedores. Además, derivaban toda la responsabilidad mercantil a los testaferros, personas de difícil localización, algunas de ellas con múltiples antecedentes, que incluso habían sido identificados por dormir en vestíbulos de entidades bancarias.

En una operación ejecutada por el grupo de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla, en colaboración con otros grupos de Policía Judicial de Madrid, Sevilla, Oviedo, Jaén y Écija, y coordinados por la UDEF Central, se procedió a la detención de 14 personas a las que se les imputa los presuntos delitos de Pertenencia a Organización Criminal, Blanqueo de Capitales y Alzamiento de Bienes.

Se ha procedido igualmente al bloqueo de un gran número de cuentas bancarias, bienes inmuebles y vehículos con el objetivo de cubrir la deuda impagada de esta sociedad sevillana con sus acreedores, ya que según cifras del administrador concursal designado, la sociedad posee una deuda impagada que asciende a 12 millones de euros.